NBAEstás viendo//Brandon Ingram se sale en la NBA: ¿qué ha cambiado de una temporada a otra?
Brandon Ingram se sale en la NBA: ¿qué ha cambiado de una temporada a otra?

Brandon Ingram se sale en la NBA: ¿qué ha cambiado de una temporada a otra?

Brandon Ingram continúa con su evolución en los Pelicans, la casa donde explota su talento tras su etapa en los Lakers.

El nivel que está mostrando Brandon Ingram esta temporada está siendo para celebrar. Su último partido hasta la fecha (49 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias ante los Jazz y victoria de su equipo para cortar la racha de diez seguidas del rival) habla a las claras de que ya vemos a ese jugador que se pensaba que llegaba a la NBA y que ha tardado unos años en aparecer.

Hay dos razones principales para este cambio:

· En los Lakers… Llegó como número 2 del Draft 2016 y eso es un peso que no se ha podido quitar hasta ahora. El final de la carrera de Kobe Bryant supuso una nueva época en la franquicia angelina e Ingram tenía demasiada presión, algo con lo que fue pudiendo lidiar con el tiempo. Cuando ya empezaba a sobresalir y a coger responsabilidad, LeBron James llegó y el equipo cambió completamente, él volvió a tener que ajustarse a un nuevo molde -con ‘The King’ como gran estrella y además en su posición- y la historia no tuvo un final feliz.

· En los Pelicans… El traspaso de múltiples piezas de L.A. a NOLA llevó a Ingram a jugar para Alvin Gentry, que lo ha tenido muy claro desde el inicio: debe ser una de las dos referencias. Ayuda bastante, por supuesto, que la otra todavía no esté (Zion Williamson, por lesión) para que Ingram tenga un folio en blanco con el que trabajar, hay menos competencia.

En el traspaso mencionado, el que llevó a Anthony Davis a Los Ángeles, jugaba una baza clave el saber cómo se encontraría de salud Brandon Ingram. En la parte final de la pasada campaña se le detectó un problema de coágulos de sangre que dio origen a una trombosis, por lo que tuvo que parar y operarse. Parece que el agua ha vuelto a su cauce y se encuentra muy ben de salud, sin secuelas aparentes visto lo visto sobre la cancha.

El salto es muy evidente en cuanto a los promedios por partido: 25’1 puntos, 6’8 rebotes y 4’2 asistencias cuando antes promediaba 15’7 puntos, 5 rebotes y 3’1 asistencias. Sólo juega dos minutos más por encuentro, pero lanza siete tiros más y desde la línea de triples supera el cuarenta por ciento de acierto.

Es interesante el dato de BPM (el +/- cuando el jugador está en la cancha) porque habla a las claras de su cambio: +2,2 cuando en toda su etapa de los Lakers su mejor año fue en -1,3. Teniendo en cuenta que los Pelicans son uno de los equipos de la Liga con peor balance tanto de puntos como de victorias-derrotas, es casi un milagro.

¿Y quién dice que la media distancia ha muerto? Pues ahí es donde está sacando mucho rédito Brandon Ingram. Lanzando un volumen de tiros similar, anota un 46,5% cuando antes estaba en un 38,6%. También se ve en los datos que consigue menos canastas asistidas porque es él el que se encarga de modelar las jugadas.

Algo de luz para ver cómo está evolucionando uno de los talentos jóvenes de la NBA (22 años) en uno de los proyectos con más futuro en esta competición.

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)