La academia de Kobe Bryant podría ser el hogar del nuevo equipo de la G-League