Calderón colecciona elogios: «Uno de los más inteligentes de la NBA»

Calderón colecciona elogios: «Uno de los más inteligentes de la NBA»

Calderón fue clave para derrotar a los Celtics y colecciona elogios en los Pistons.

José Manuel Calderón fue clave para romper la racha de 6 derrotas consecutivas de los Detroit Pistons. El base extremeño firmó 5 puntos, 8 asistencias y 3 robos contra los Boston Celtics (113-104) y sigue coleccionando los elogios de su entrenador y sus compañeros.

«Ha estado genial. No sólo en ataque, moviendo el balón, sino también en defensa. Metía las manos en las líneas de pase, alteraba balones y nos ha dado chispa. Cuando la gente contribuye así, el equipo funciona», dijo Blake Griffin.

«Ha hecho un trabajo excelente. Ha controlado el partido, encontrando a Andre [Drummond] en los pick and rolls, encontrando a los tiradores. No hemos metido demasiados, pero nos ha creado muchos tiros abiertos», dijo Dwane Casey.

De hecho, 5 de las 8 asistencias que repartió Calderón acabaron en triple. Sus 8 pases de canasta generaron 21 puntos para los Pistons.

El extremeño entró en el partido a falta de poco menos de cuatro minutos para el final del tercer cuarto y no abandonó la pista hasta que cometió su sexta falta. En 24 con él en cancha, los Pistons tuvieron un +9.

«Uno de los jugadores más inteligentes de la NBA»

Una lesión muscular de Ish Smith abrió la puerta de la rotación para José Manuel Calderón, que en los últimos días está coleccionando elogios dentro del vestuario.

«Es uno de los jugadores más inteligentes de la liga. Nadie ha conseguido vencer al paso del tiempo, pero todavía le queda gasolina. Es un competidor. Hace todo lo posible por ayudar a sus compañeros», dijo Dwane Casey, que ya coincidió con él en Toronto.

Con 37 años y en su 14º temporada en la NBA, José Manuel Calderón sigue dando lecciones de inteligencia en pista, profesionalidad y sentido de equipo:

«Creo que lo más difícil en la NBA es estar preparado. De no jugar en absoluto, a jugar tres minutos, a poder jugar 20 minutos si una noche pasa algo, o ser titular –no tenemos muchos entrenamientos. Tienes que hacerlo todo por tu cuenta si quieres estar listo. No es lo mismo que un partido. Pero al final, lo estoy haciendo para ayudar y para lo que necesite el entrenador. Con suerte recuperaremos a todo el mundo, volveremos a la rotación normal y a volver a estar preparado. No es nada fácil, pero compito cuando salgo y hago todo lo que puedo».