¿Hacia dónde van los Chicago Bulls tras despedir al entrenador?

¿Hacia dónde van los Chicago Bulls tras despedir al entrenador?

El despido de Jim Boylen como entrenador de los Chicago Bulls significa una nueva etapa para una franquicia que no tiene muy definido su rumbo

Con el despido de Jim Boylen, los Chicago Bulls llevan un total de once entrenadores en los últimos 20 años, siendo Tom Thibodeau el que más ha aguantado en el cargo con cinco temporadas. Una muestra evidente de que la franquicia de Illinois marcha a la deriva y sin remos, en mitad de un temporal que comenzó después de la era Phil Jackson (1989-1998).

  • Tim Floyd (1998-2001): 49-190 / 20.5%
  • Bill Berry (2001): 0-2 /0%
  • Bill Cartwright (2001-2003): 51-100 / 33.8%
  • Pete Myers (2003): 0-2 /0%
  • Scott Skiles (2003-2007): 165-172 /49%
  • Pete Myers (2007): 0-1 / 0%
  • Jim Boylan (2007-2008): 24-32 / 42.9%
  • Vinny Del Negro (2008-2010): 82-82 / 50%
  • Tom Thibodeau (2010-2015): 255-139 / 64.7%
  • Fred Hoiberg (2015-2018): 115-155 / 42.5%
  • Jim Boylen (2018-2020): 39-84 / 31.7%

Sólo tres de los últimos once entrenadores de los Chicago Bulls han firmado un balance de victorias y derrotas por encima del 50%. Un abismo comparado con el 73.8% que cosechó un Phil Jackson que cuando salió de la franquicia dejó los seis títulos de campeón de la NBA con los que cuenta el equipo en toda su historia.

Sin paciencia con Jim Boylen

En los dos cursos que ha estado Jim Boylen en el banquillo de los Chicago Bulls, el equipo no ha sido capaz de sumar más de 22 victorias por campaña (22-60 y 22-43). Llegó a la franquicia como entrenador asistente durante la temporada 2015-16 y ascendió a head coach en diciembre de 2018. Aproximadamente año y medio después se acababa su etapa en el conjunto de Illinois. «Nadie puede dudar de la pasión de Jim por nuestro equipo y nuestra organización. Sinceramente apreciamos su esfuerzo y contribución durante su tiempo en los Bulls y le deseamos lo mejor a él y a su familia», declaró Michael Reinsdorf, propietario de la franquicia.

Arturas Karnisovas, vicepresidente ejecutivo de los Chicago Bulls, analizó más en detalle el paso de Boylen por el equipo y su salida. «Después de hacer una evaluación y dedicar el tiempo que se merece un proceso así, finalmente he decidido necesitamos una bocanada de aire fresco y una evolución en el liderazgo. Ha sido una decisión muy difícil, pero ha llegado el momento para que franquicia de dar un paso adelante y moverse en una nueva dirección y una nueva era para los Chicago Bulls», explicó el lituano. «Jim es un gran ser humano que se preocupó por esta organización y el deporte del baloncesto. Quiero agradecerle su profesionalidad y compromiso con la franquicia».

¿El nuevo rumbo de los Bulls?

«Mi responsabilidad es conducir a esta organización por el camino del éxito… Estoy comprometido a cultivar una cultura dedicada a ganar y con el objetivo de los títulos», declara un Arturas Karnisovas que trabaja ya en la búsqueda de un entrenador nuevo que tome el relevo. «Si nos referimos a lo que estamos buscando, vamos a seguir centrándonos en el desarrollo de jugadores. Alguien que de prioridad a la relación con los jugadores y sea un buen comunicador. Nos hemos puesto a buscar inmediatamente».

Lo que no aclaran los Chicago Bulls es si tienen algún nombre en mente o alguna idea concreta de quién sería el idóneo para el puesto de head coach«No hay un número específico de candidatos o una fecha límite [para elegir]. Haremos una lista y empezaremos un proceso de selección», analiza el ejecutivo. «Tenemos la sensación de que necesitamos un cambio y lo necesitamos ya. No puedo esperar a encontrar el siguiente entrenador para este grupo».