ConseAjero Fantasy NBA: Noches de amor…

ConseAjero Fantasy NBA: Noches de amor…

Hay muchas cartas sobre la mesa y unas pocas ya boca arriba. Quiero decir, lo del primer cuarto de la temporada que a nosotros nos sirve para sacar conclusiones, a los equipos les vale para las determinaciones.

Dos rápidas que afectan a nuestros jugadores y a sus equipos son las situaciones vividas en Minnesota y Philadelphia. Por ejemplo, los Wolves parecen cada vez más dispuestos a mover a Ricky Rubio (11 millones). En este escenario se abren varias opciones:

1. Kris Dunn (11 millones): Será promocionado y tendrá más minutos, al menos hasta que Ricky salga. Luego, será el jefe.

2. Tyus Jones (4’5 millones): Pasaría a ser segundo base en caso de salida de Ricky. Hasta que se consume la salida, debería ir rascando minutos poquito a poquito para alcanzar ciertos galones.

3. Caso A RickyRicky juega hasta que llegue la oferta definitiva que convenza a la franquicia. Si hace mejores números, más se puede pedir por él y se vende por lo alto.

4. Caso B Ricky: Al banco. Señalado. Pierde valor, pero es hora de hacer cambios para Thibodeau y no quiere esperar más. Pierde valor, pero no les importa. Es un gasto aceptable.

Lo de los Sixers tampoco está muy claro, la verdad. La cosa al final de la pasada semana ha entrado en alto riesgo. Es sencillo pensar que Jarryd Bayless no va a volver a jugar esta temporada. Blanco y en botella, surge la figura de Sergio como base titular. Un triple y medio por partido, casi siete asistencias y un robo, son buenos datos y con tendencia a crecer.

Pero claro, se nos ha mosqueado Nerlens Noel (13 millones) y ha dicho que él es muy bueno para jugar muy poco. Perfecto. Una reunión con Brett Brown y todo arreglado. Desde luego, tanto que no juega ni un minuto contra Brooklyn y ya está definitivamente montado el belén.

Y por qué esto podría afectar al Chacho, pues porque es evidente desde antes de las lesiones que los Sixers no tienen nada por fuera. Así que bueno, todo indica a que llegará alguien por fuera y muy presumiblemente con galones de base.

WHO’S HOT

Russell Westbrook (Thunder, 60’8 kilos): Hemos vuelto al triple-doble, a ganar y a sonreír. Se cabrea cuando le hablan de la racha, pero sabemos que está en una misión. Es uno de vuestros favoritos por algo y hay que volver a tenerle en cuenta para la Navidad. No va a dejar de dar el golpe delante de todos los ojos del mundo.

Anthony Davis (Pels, 60,6 kilos): Sigue esquivando los problemas de espalda, de rodilla y de todas las partes de su maltrecho cuerpo. Aún así, con la etiqueta de ‘Día a Día’, ha sido el jugador que más ha sumado esta semana yéndose a más de 300 puntos. Una locura.

WHO’S NOT

DeMarcus Cousins (Kings, 58’4 millones): Si es complicado ser dueño de Cousins, imagínense ser el propio DeMarcus. En otra temporada en la que sus números vuelven a rozar el escándalo, su cabeza es el principal escalón a subir. Se prevé sanción de la NBA por amenazar a un periodista. No es broma. Justo en la semana de Navidad.

APPLE PIE

Marquese Chriss (Suns, 8 kilos): Vaya máquina de pastelitos que son los Suns. Tienen el horno a tope en el desierto, con Devin Booker como uno de los jugadores más usado deberían tener suficiente. Y ahora, bang bang empiezan a promocionar a Marquese Chriss, una especie de robito del Draft llamado para grandes cosas. No esperen mil puntos por semana, porque la consistencia no es de jóvenes pistolas, pero se ha marcado buenas medias esta semana.

CALL THE DOCTOR

Blake Griffin (Clippers, 37’5 kilos ): Otra vez una cosa menor, o mayor porque es la rodilla, pero otra vez el jugador total fuera de combate. De tres a seis semanas, una lamentable noticia para un equipo en velocidad de crucero que basaba su éxito futuro en una deseable y meritoria salud que les ha faltado durante años.

TREND or DEAD END

Brandon Jennings (Knicks, 7’9 kilos): Titular por la espalda de Derrick Rose, Jennings asume la plaza de titular con bandazos. 13 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias… Rose va y viene y Jennings no es un reloj, pero….