ConseAjero Fantasy NBA: Reyes o Papá Noel

ConseAjero Fantasy NBA: Reyes o Papá Noel

Este año la NBA va a tener una fiesta para anunciar todos los premios de la temporada. Va a molar, la verdad y mucho. Sobre todo, porque es el primer año en el que hay mil candidatos a ser MVP de entrada y que nada se clarifica abiertamente.

Por ejemplo, después del último partido que ha hecho James Harden de 53 puntos, 16 rebotes y 17 asistencias, son muchos los que empiezan a pedir hueco en el cajón de Westbrook. A mi juicio, que en estas fechas no es mucho, creo que las erupciones de La Barba hacen muy bien al debate, pero que va a necesitar otras cuantas para terminar con las opciones de RussWest.

Por ejemplo, ha batido el récord de puntuación en una noche, pero sin embrago acabó la semana por debajo del de los Thunder. Esto es una carrera de fondo, y la verdad que es tampoco es una locura pensar que en vuestros equipos tengáis a uno u a otro. Es todo un poco eso de a quién quieres más, si a papá o a mamá.

Por lo demás, os pido que hagáis caso a rumores de traspaso. Ahora que el plazo está abierto, los equipos dan minutos de juego extra a piezas extrañas que quieren mover. Si demuestran que es en parte útil, seguro que sacan algo más en el intercambio. Por ejemplo, vigilaremos de cerca a Paul Millsap (Atlanta Hawks) y a Rajon Rondo (Chicago Bulls).

WHO’S HOT

James Harden (Houston Rockets, 55,5 millones): 53 puntos, 16 rebotes y 17 asistencias. Posiblemente la actuación personal más imponente. Cerca de los 81 de Kobe o a lo mejor para unos, superior. La historia es que en los últimos cuatro partidos no ha bajado de 30 puntos y de 10 asistencias y parece ser que puede seguir en esos números, dada la tendencia de los Rockets a apostar por ritmo de juego de muchos puntos y más tiros.

CJ McCullom (Portland TrailBlazers, 20 millones ): Se ha aprovechado de la ausencia de Damian Lillard para golpear duro. 30.3 puntos, 4.5 asistencias, 1.5 robos y un ridículo 52% en los tiros de campo. En el último, hizo 43 puntos. Lillard volverá, pero lo que no quita que sigamos viendo una versión brillante de su par en la dirección y ejecución.

WHO’S NOT

Dwight Howard (Atlanta, 25,2 millones): No sé, la verdad. Acaba el año y lo empieza con bajando números con luces de alarma en anotación. Es como una especie en involución. Falla cosas que parecen imposibles y a los dos ataques enchufa como si fuera Kareem Abdul Jabbar. Creo que por ese precio hay valores más seguros.

APPLE PIE

Montrezl Harrell (Houston Rockets, 9’5 millones): Bien los Rockets andaban a la caza de un poste desde la lesión de Clint Capella. Perfecto, y lo seguirán haciendo conociendo los métodos de Daryl Morey, pero a lo mejor la urgencia ya no es tan grande y necesario. Harrell llena ciertos zapatos lo que rebaja a las necesidades y sobre todo, facilita que la búsqueda no sea a la desesperada. Es un perfecto fit para los pases de Harden. Bloque y continúa. Y sí, la Barba le va a hacer muy muy muy bueno. Sin él, ya veremos.

CALL THE DOCTOR

George Hill (Utah Jazz, 3 millones): Ha jugado 14 de 34. Y cada que está en cancha, su equipo lo nota. Casi 20 puntos por noche y un peso que no ha tenido nunca en su etapa NBA. Es un líder con puntos. Pero a los problemas de tobillo ahora se ha unido un codazo ante los Nets que le mete en el protocolo de lesiones por golpes en la cabeza.

TREND or DEAD END

Tim Hardaway Jr (Atlanta Hawks, 4 millones): Inconsistencia a tope. Tras toda la temporada casi en simple dígitos, va y cruje a los Spurs. Cuesta muy poco dinero, la verdad, y a lo mejor es tiempo de darle una oportunidad y ver, si de verdad, es flor de un día o empieza a coger consistencia.