DeRozan y Lowry se salen y son demasiado para Miami. ¡Espectáculo de Biyombo! (Vídeo)

DeRozan y Lowry se salen y son demasiado para Miami. ¡Espectáculo de Biyombo! (Vídeo)

Los superhéroes que los aficionados de Toronto llevan esperando durante buena parte de los playoffs (y de la eliminatoria frente a Miami, en concreto) aparecieron de la mano en el momento más oportuno. Kyle Lowry y DeMar DeRozan fueron imparables en el quinto encuentro de la serie ante los Heat y con 59 puntos, 14 rebotes y 8 asistencias entre ambos lideraron a un conjunto que mandó desde el inicio para vencer por 99-91.

La posibilidad de hacer historia llama por fin a la puerta de Toronto. Si el viernes los canadienses ganan en Florida, jugarán por primera vez las finales de la conferencia Este. Pero cuidado, su rival ya estuvo en esta situación en primera ronda ante Charlotte, y acabó pasando la eliminatoria. El sexto estuvo decantado para los locales desde el primer cuarto (28-18) con una salida en tromba de los de Casey, que se vio prolongada hasta ponerse con +20 (55-35) a tres minutos del descanso.

En el exterior, Lowry (25 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias) junto con el MVP DeRozan (34 tantos, con un perfecto 11/11 desde la línea de tiros libres) decidieron. El escolta, además, tuvo que soportar el dolor de jugar con su pulgar derecho dañado. Tras pasar por vestuarios con síntomas de dolencia, volvió  a pista con 4 minutos por jugar. También tuvo molestias en su muñeca DeMarre Carroll, pero no le impidieron tampoco volver a jugar. En el interior, ante la baja de Hassan Whiteside, apareció en la primera parte Bismack Biyombo. El ex pívot del Fuenlabrada acabó con 10p y 6 reb, pero muestras de poderío de este tipo en la primera parte.

¡Espectacular Biyombo!

Miami, que perdió a Luol Deng por problemas en su muñeca izquierda, optó por salir con Josh McRoberts en su quinteto titular en lugar de Amare Stoudamire para sustituir a Whiteside. No le fue bien, al igual que tampoco fue el mejor día de Wade. En su vuelta a Canadá, y pitado por el polémico asunto del himno, el escolta terminó con 20 puntos pero un 6/14 en tiros de campo. Los Heat llegaron a colocarse a uno (88-87) pero un triple de Lowry acabó sentenciando.