Canastón de Devin Booker como guinda a un partidazo ante los Clippers

Canastón de Devin Booker como guinda a un partidazo ante los Clippers

Los Phoenix Suns se imponen a Los Angeles Clippers en un partido muy empcionante, con una impresionante canasta sobre la bocina de Devin Booker

Canastón. No hay otra forma de describir la última jugada del partido entre los Phoenix Suns Los Angeles Clippers. Devin Booker dio la victoria a los suyos sobre la bocina, después de que los de Arizona recuperasen un balón en los segundos finales y el escolta tuviese tiempo de hacerse un lío, deshacerlo y anotar mientras el tablero se iluminaba en rojo. La resolución perfecta para un encuentro de lo más serio por parte de los Suns frente a un rival de mucho nivel.

Devin Booker se fue hasta los 35 puntos y 8 asistencias, con un 13/25 en tiros de campo y 6/9 en triples, para permitir a los Phoenix Suns seguir soñando con los playoffs. Desde que entrase en la NBA en la temporada 2015-16, Booker ha firmado ya tres canastas ganadoras sobre la bocina, la marca más alta de la NBA junto con LeBron James (incluidos los playoffs), siendo también el jugador con más game-winning buzzer-beaters de la historia de los Suns junto a Walter Davies.

Junto al escolta brillaron también Ricky Rubio (18 puntos y 4 asistencias) y Deandre Ayton (19 puntos y 7 rebotes), confirmando que el tridente estelar de los Suns está más activo que nunca, hasta el punto de poder tumbar a unos Clippers que contaron con cinco jugadores con dobles dígitos en anotación, incluidos un soberbio Kawhi Leonard (27 puntos y 7 rebotes) y un impresionante Paul George (23 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias).

El conjunto entrenador por Monty Williams tiene un récord de 29-39 que le sitúa en la 12ª posición de la Conferencia Oeste, pero que aún le da opciones de entrar en las eliminatorias por el título, estando a tres partidos de la 8ª posición ocupada por los Memphis Grizzlies (32-36 cuando se escriben estas líneas), una victoria por detrás de los Portland Trail Blazers (30-38) y empatado a partidos ganados con San Antonio Spurs (29-37) y New Orleans Pelicans (29-38). Dicho de otro modo, todavía queda mucha tela por cortar en el Wild West y nadie quiere dar su brazo a torcer.