Los números que hacen legendaria la actuación de Donovan Mitchell pese a la derrota

Los números que hacen legendaria la actuación de Donovan Mitchell pese a la derrota

Lo que ha conseguido Donovan Mitchell en la serie de primera ronda de playoffs entre Utah y Denver le convierten en histórico pese a la derrota

La imagen de Donovan Mitchell tumbado en el suelo, derrotado tras el triple errado por su compañero Mike Conley sobre la bocina, habla por sí misma. Un jugador que lo ha dado todo, absolutamente todo, desde el game 1 al game 7, y que se ha quedado a las puertas. Su camino hacia los vestuarios, escoltado por un también tocado Joe Ingles, es desolador. Y es que sólo hay que mirar sus números y logros para darse cuenta de la magnitud de lo que ha hecho ‘Spida’, aunque él mismo se empeñe en quitarle importancia. «Esto es un juego. La gente pierde a miembros de su familia por la brutalidad policial, el racismo y mierdas. Yo sólo me lo imagino. La forma en la que me siento ahora mismo no es nada comparado con eso».

Las medias de Donovan Mitchell en la serie entre los Utah Jazz y los Denver Nuggets son impresionantes: 36.3 puntos (52.9% en tiros de campo, 51.6% en triples y 94.8% en tiros libres), 5 rebotes y 4.9 asistencias. Es el primer jugador de la historia en promediar 35+ puntos, 50%+ en tiros de campo, 50%+ en triples y 90%+ en tiros libres en una misma eliminatoria. Pero no queda ahí la cosa. ‘Spida’ superó a LeBron James en la lista de jugadores con una anotación más alta en una primera ronda de playoffs. El escolta de los Jazz sumó 254 puntos, por delante de los 241 del ‘King James’ en 2008, además de convertirse también en el jugador con más triples anotados en una eliminatoria con 33, por delante de los 32 de Jamal Murray en esta misma serie y los 32 de Stephen Curry en las Finales de 2016 y las Finales de Conferencia de 2016.

La anotación histórica de Donovan Mitchell ante Denver:

Y todo esto en un duelo simple y llanamente espectacular con un Jamal Murray con el que se combinó para 475 puntos, en lo que es la anotación conjunta entre rivales más alta de todos los tiempos en una serie de playoffs, que antes estaba en posesión de Jerry West y John Havlicek en las Finales de 1969 con 463 puntos. Además, los promedios de 30+ puntos por partido y 50%+ en tiros de campo en la misma eliminatoria firmados por Murray y Mitchell no se veían desde el cara a cara entre LeBron James y Kevin Durant en las Finales de 2017.