Duncan Robinson pensó en dejar el baloncesto tras la universidad. Así exploraba su futuro

Duncan Robinson pensó en dejar el baloncesto tras la universidad. Así exploraba su futuro

Duncan Robinson no creía que pudiese dedicarse ser jugador profesional de baloncesto, por lo que buscó un plan b que no ha tenido que usar

Duncan Robinson siempre ha tenido un plan b, una alternativa al baloncesto. Hoy en día es una de las piezas importantes de la plantilla de los Miami Heat que jugará las Finales 2020 de la NBA, pero en sus años universitarios pensó que nunca se dedicaría profesionalmente al baloncesto, por lo que en sus últimos años en college empezó a explorar nuevos campos profesionales en el mundo de la comunicación. Como muestra tenemos el mensaje que le envió a Mark Titus (The Ringer) para ir haciendo contactos en los medios.

«Hola, Mark. Me llamo Duncan Robinson y soy senior en el equipo de baloncesto de Michigan. Me pongo en contacto contigo porque en una de nuestras clases nos han pedido que contactemos con alguien en la industria que nos interese. Soy un gran fan de The Ringer y en especial de tu trabajo. Me preguntaba si tendrías algo de tiempo para coincidir, de modo que pudiese aprender sobre tu papel como redactor y sobre The Ringer en general. Espero que te vaya todo bien». Éste es el mensaje que el propio Mark Titus ha hecho público ahora y en el que quedan claras las inclinaciones profesionales de Duncan Robinson más allá del baloncesto, del que llegó a pensar que nunca podría llegar a vivir como jugador.

«Un par de días después del mensaje, hablamos por teléfono durante una hora sobre las posibilidades de trabajar como periodista deportivo, porque él pensaba que su carrera como jugador estaba casi terminada», cuenta ahora Titus sobre aquella toma de contacto con un Duncan Robinson que nunca tuvo un camino fácil en el mundo de la canasta. No fue rankeado entre los mejor jugadores de instituto de su promoción y sólo recibió una oferta de beca universitaria, que llegó desde una universidad de Division III. El joven la aceptó y comenzó su carrera NCAA en Williams College. Allí promedió 17 puntos por partido y fue transferido a la mucho más prestigiosa Michigan, donde fue nombrado Sexto Hombre del Año en la Conferencia Big Ten en 2018.

Se presentó al Draft de 2018, pero no fue elegido por ningún equipo y terminó firmando con los Miami Heat un contrato two-way. Tras promediar 22 puntos por partido en la G-League, ahora puede decir orgulloso que es parte activa del equipo que ha llegado a las Finales 2020. Nada de esto estaba en sus planes. Tampoco sus 11.3 puntos (43.5% en tiros de campo y 40% en triples), 2.8 rebotes y 1.5 asistencias en los Playoffs 2020.