NBAEstás viendo//¿Un Dwight Howard mejorado? Razones de su cambio más drástico en la NBA
¿Un Dwight Howard mejorado? Razones de su cambio más drástico en la NBA

¿Un Dwight Howard mejorado? Razones de su cambio más drástico en la NBA

Dwight Howard cumple 34 años. Su nueva etapa ha hecho ver a un nuevo 'Superman', menos influyente pero más eficaz.

Dwight Howard vive su segunda etapa en los Lakers. La primera, cuando estaba en su pico de forma en la NBA tras haber llegado ya a unas Finales y haber hecho historia en una franquicia donde Shaquille O’Neal, con el que siempre se le compara y siempre se le comparará, ya le había mostrado el camino (Orlando Magic), acabó muy mal, se fue por la puerta de atrás y generó muchas dudas sobre si podría algún día dar un paso atrás y ejercer un papel más secundario en un equipo que fuera candidato a todo. La vida le fue llevando por equipos donde podía hacer grandes números y soñar con metas como el All-Star, pero sin opciones reales de Anillo…

Una grave lesión, la de DeMarcus Cousins el pasado verano, le abrió las puertas de los Lakers de nuevo cuando estaba a punto de ser cortado por los Grizzlies, donde no le querían hacer sitio. LeBron James y sus compañeros asumieron el reto de acoger a Dwight Howard, uno de los pívots más dominantes de la historia justo en su momento más bajo. Pero ‘Superman’ parece haber aprendido la lección, aporta su granito de arena a toda una montaña: la franquicia angelina, que marcha en estos momentos como líder de la NBA de la mano, entre otros, de él.

Dwight Howard y su gran cambio

Parece que han quedado atrás la norma de Howard y sus números estratosféricos que llevaban a poco, muy inflados y relucientes de cara a la hoja de estadísticas pero sin que se reflejaran de una manera igualmente clara en la tabla clasificatoria con las victorias y derrotas.

En estos nuevos Lakers no es titular pese a que Cousins, el jugador al que suple, sí estaba proyectado para serlo. Vogel ha variado el rumbo y le ha dado a Howard un papel pequeñito con el que pueda demostrar precisamente lo que se espera de él: que ha cambiado. JaVale McGee, tras su etapa en los Warriors, se ha afianzado en la titularidad al lado de LeBron James y su nuevo mejor amigo, Anthony Davis, que absorbe mucho juego en la zona e incluso actúa de ‘5’ por minutos.

Howard asegura sentirse «cómodo» pese a que el rol es «muy diferente» y deja una reflexión que lo explica: «Me encanta salir desde el banquillo. Así tengo la oportunidad de ver los esquemas que el otro equipo está utilizando: si tengo que hacer más ‘pick&roll’, si tengo que esforzarme más en taponar, dónde debo enfocar mi energía… Leo los ataques, leo la defensa y veo dónde puedo servirle más a mi equipo».

Su aportación en ataque se reduce a asegurar los tiros y eso sí se plasma en las estadísticas. Sólo 7 puntos por partido, sí, pero con el mejor porcentaje de acierto en tiros de campo de su carrera: 75%. Ni siquiera tiene que preocuparse de esos tiros de media distancia, su influencia sólo se reduce a los 0-3 metros del aro: 82% cuando jamás había sobrepasado el 76%. Es influyente con poco y otro dato que lo demuestra es el diferencial de puntos con él en pista: +12,6 cada cien posesiones cuando la media de su vida profesional es de +4,1. Un cambio para (muy bien).

Howard cumple 34 años. Por él pasan los años, pero se ve a sí mismo como un superviviente con una segunda oportunidad ante sí. La redención no entiende de edad y él lo demuestra.

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)