El emocionante discurso de Monty Williams, técnico de Phoenix, tras el 8-0 de su equipo en Orlando

El emocionante discurso de Monty Williams, técnico de Phoenix, tras el 8-0 de su equipo en Orlando

Hasta esta temporada partida que ha terminado a lo grande en la burbuja con su inmaculado 8-0 (aunque con sabor amargo por su no llegada al play-in del Oeste), los Phoenix Suns presentaban este registro de victorias en las últimas 4 temporadas, cursos previos todos ellos a la llegada al banquillo de Monty Williams.

2015-16: 23
2016-17: 24
2017-18: 21
2018-19: 19

Todo ha cambiado con Monty Williams en el banquillo

Y lo que es más llamativo: los Suns ya acumulan una década sin jugar playoffs tras perder en las Finales de Conferencia de la 2009-2010 ante los Lakers. Pues bien, en el primer año de su nuevo entrenador, los Suns han llegado a los 34 triunfos (por 39 derrotas) y han terminado como un tiro en Orlando. Y todo en el primer año del ex head coach de los Pelicans (despedido en 2015 para contratar a Alvin Gentry) en Arizona y con uno de los equipos con la media de edad más baja de toda la liga.

Quizá por eso, y sobre todo por el increíble rendimiento de su equipo tras el confinamiento, Monty Williams estaba tan orgulloso de sus jugadores tras el último triunfo, y de nuevo contundente, esta vez ante Dallas Mavericks (128-102). A la espera de lo que pasaba con el que a la postre sería un agónico triunfo de los Blazers ante Brooklyn que les dejaba sin play-in, el técnico dio un emotivo mensaje a su equipo en el vestuario.

«Os ganasteis el respeto de la liga”

Lo hizo evocando al mañana, a que el equipo en el que Ricky Rubio ejerce de ‘veterano’ (y de uno de los grandes líderes) debía de estar tranquilo, ya que habían conseguido lo más importante: conseguir la admiración de la competición. Lo mejor, para Monty, está por llegar. “Esto es especial. No dejéis que nadie os quite esto. Os ganasteis el respeto de la liga” fueron alguna de las frases que citó Monty Williams, repitiendo en varias ocasiones que no le importaba lo que sucediera después en el Portland-Brooklyn para estar satisfecho con el nivel mostrado por sus jugadores.

Aquí tienes el vídeo al completo, justo antes de irse al hotel a disfrutar (como él mismo aseguró) viendo ese determinante duelo en el que finalmente la moneda no salió cara… por poco.

(Traducción completa). «Ha sido un camino surrealista, ¿verdad? Y ahora vamos a volver al hotel y ver qué pasa pero quiero que sepáis esto antes de que todo pase; esto para mí es terapéutico, estar rodeado de un grupo como este. Os lo digo, os quiero. No me importa lo que pase esta noche. Sé lo que tengo en este grupo. Ha sido increíble estar con todos vosotros. Ver vuestro trabajo, la pelea y ver por lo que habéis pasado en este período. Habéis pasado por mucho, mucho. Es duro jugar como jugáis vosotros cada noche y no tener el respeto que merecéis, ¿sabéis qué? Que lo tenéis. No me importa lo que pase.

Dios sabe que quiero que sigáis teniendo la oportunidad de dejar en shock al mundo, porque eso es lo que hicisteis. Nadie creía que podríais y que seríamos el equipo que somos pero tenéis que saber que esto es especial. No me importa lo que pase pero no podéis dejar que la gente os quite eso. Os ganasteis el respeto de la NBA, ahora, tenemos que seguir construyendo sobre ello en este fin de semana o cuando sea, eso no podemos controlarlo, solo podemos fijarnos en lo que podemos controlar. ¿Lo entendéis? Vosotros tenéis que querer ser el equipo que sepa controlar su destino, y ese es el siguiente paso. Os quiero chicos».