El gran homenaje en el Staples Center tras el fallecimiento de Kobe (Vídeo)

El gran homenaje en el Staples Center tras el fallecimiento de Kobe (Vídeo)

Los Angeles Lakers rindieron el homenaje que Kobe Bryant merece en el primer encuentro en el Staples Center tras el fatídico fallecimiento de la leyenda y de otras ocho personas, entre las que se estaba su hija Gianna, el pasado domingo en un accidente de helicóptero. Pocos pudieron contener las lágrimas en un fecha que, por desgracia, no olvidarán fácilmente. Antes del partido, la cancha del conjunto angelino se preparaba así para todos los aficionados.

Ya en plena ceremonia, justo antes de comenzar el choque ante los Portland Trail Blazers (que por cierto, acabó en victoria de los de Oregon, 119-127), el cantante y compositor Usher cantó una impresionante versión del tema “Amazing Grace” con las luces del pabellón apagadas. Junto a esa melodía, un vídeo de reacciones en todo el mundo a la muerte del cinco veces campeón de la NBA.

A continuación, se proyectó un vídeo de los grandes momentos de Kobe. A la vez, sonó un violonchelo en directo para acompañar las imágenes, en la que también aparecían palabras del jugador durante su trayectoria en el videomarcador del Staples.

No faltaron las emociones fuertes también durante la presentación del roster angelino. Todos los integrantes del conjunto púrpura y oro fueron nombrados de la siguiente manera: «No. 24, 6’6”, 20th campaign out of Lower Merion High School, Kobe Bryant» (con el número 24, 1,98 metros de altura, en su vigésima temporada desde el High School de Lower Merion, Kobe Bryant).

Así quedó la silla en la que se sentaban, habitualmente, Kobe Bryant y su hija Gianna. 

El partido tenía que arrancar, y lo hizo como habitualmente todas estas jornadas. Con las dos primeras posesiones gastadas al completo como muestra de respeto a la figura del majestuoso 8 y 24 de los Lakers.

Como homenaje al mítico Kobe, tanto el cuerpo técnico de los Lakers como el de los Blazers llevaron una de las zapatillas que usó el de Philadelphia durante su trayectoria. 

No faltaron los recordatorios dentro de la cancha… pero también fuera. Así lucían los alrededores del Staples Center para vivir un día muy complicado.

Fue la jornada que nunca quisieron vivir los Lakers. Pero así fue. El agradecimiento eterno a una figura que no olvidaremos nunca.