El inspirador mensaje de Kevin Love para combatir la ansiedad y la depresión

El inspirador mensaje de Kevin Love para combatir la ansiedad y la depresión

Kevin Love es una de las referencias actuales del deporte americano en cuanto a visibilizar, normalizar y combatir los problemas de salud mental. Junto a DeMar DeRozan, que alzó la voz y reconoció padecer ansiedad durante su carrera, el jugador de los Cavs también admitió sufrir episodios traumáticos mientras competía.

Tiempo después de ello, Love vuelve a mandar un mensaje a todos aquellos que lo necesiten. Lo ha hecho a través del portal ‘The Players Tribune’, mediante un texto titulado ‘A cualquiera que esté pasando por ello’, en el que deja reflexiones muy interesantes sobre su situación y luchar, en su caso, contra la ansiedad y la depresión.

Compartimos algunos fragmentos de las reflexiones de Love:

«Todo el mundo que lidia con asuntos de salud mental tiene su propia historia. Para mí (y posiblemente para mucha más gente) mi identidad completa estuvo ligado a una cosa de un modo poco sano. Mucho tiempo antes de estar en la NBA, incluso en la universidad, todo mi yo se basaba en competir. Yo era lo que hacía y creo que para mucha gente puede ser así también, ya sean cocineros, abogados, enfermeras o cualquier profesión. A mí me pasaba con el baloncesto. Cuando no jugaba, no me sentía bien como persona»

«No sabía cómo estar cómodo en mi propia piel. Nunca vivía el momento, sintiéndome vivo. Siempre pensaba en lo próximo, el siguiente partido, luego el siguiente, el siguiente… Era como si estuviese tratando de separarme de la depresión. Y supongo que no sorprende que algunos de mis momentos más oscuros hayan llegado cuando ese tiempo en el baloncesto me fue arrebatado»

«Sé que ahí fuera hay mucha gente sufriendo ahora mismo, soy solo uno más. Todavía lidio con ello. Incluso después de todo el trabajo que he hecho en los últimos dos años y medio, algunos días son brutales»

«Lo que desde fuera no se entiende del todo es que no tiene que ocurrir nada realmente serio para comenzar una espiral. Puede suceder a partir de un detalle ínfimo en tu vida. Porque cuando sufres depresión te puedes derrumbar en cualquier momento y de forma desproporcionada con las circunstancias»

«Si no fuera por un par de mis amigos más cercanos, no sé si estaría aquí contando ahora mi historia. Y el 99.9% de personas en mi vida ni siquiera sabrían cómo de mal lo pasé. Pero a pesar de lo duro que resulta escuchar algunas cosas, siento que necesito sacar fuera esto para aquellas personas que quizás estén en una situación similar ahora mismo. Cuando estaba en una situación oscura, no podía ver cómo las cosas iban a mejorar. Y si alguien ahora lee esto y se encuentra en esas situación, teniendo esos pensamientos, solo puedo decirle: ‘Cuéntaselo a alguien’. Te sorprenderá cómo de liberador es hablarlo con alguien, decirle la verdad sobre lo que estás pasando. Y escuchadme, no trato de vender ningún cuento de hadas sobre la salud mental. Me llevó años y años, en realidad 29 años de mi vida, darme cuenta de lo que necesitaba. Necesitaba medicación y terapia. Todavía necesito esas cosas y posiblemente siempre las vaya a necesitar»

«La verdad es que el más profundo sentido de la diversión o la paz que he alcanzado en mi vida no tiene nada que ver con el baloncesto. Definitivamente nada que ver con el dinero, la fama o cualquier logro. Tan dulce como fue ganar el título con Cleveland, no fue un final feliz. Eso era mi trabajo, lo que es diferente de mi identidad y mi autoestima. Uno de los mejores días de mi vida llegó después de que comenzara a tratar mi salud mental en terapia. Entré a una habitación por primera vez y fui al 100% yo mismo. Me sentía cómodo en mi propia piel, me sentía bien siendo simplemente Kevin»

«Cuando estaba tumbado en el suelo de la sala de técnicos, durante mi ataque de ansiedad en 2018, fue el momento más aterrador de mi vida. Estaba intentando sacar aire, mi corazón parecía salirse del pecho y realmente pensé que morir era posible en aquel momento. Nunca olvidaré cómo nuestro preparador, Steve Piro, no paraba de decirme: ‘¿Qué necesitas, Kevin? ¿Qué necesitas?’ Y esa es la cuestión clave, la que lo significa todo. Qué necesitas… me pasé 29 años intentando saberlo. En mi caso, era hablar de eso con alguien, saber que no estaba solo con ello. Así que tú estás pasando por problemas ahora mismo, no puedo decirte que vaya a ser fácil, pero sí puedo decirte que puedes mejorar. Y sobre todo, definitivamente que no estás solo en tu lucha«.