El sueño roto de Jonny Flynn, el jugador que fue elegido delante de Stephen Curry en el Draft

El sueño roto de Jonny Flynn, el jugador que fue elegido delante de Stephen Curry en el Draft

Hoy en día, si uno busca el nombre «Jonny Flynn» en Google, el buscador nos lo corrige por «Johnny Flynn» y el primer resultado es el siguiente: «Johnny Flynn (nacido 14 de marzo de 1983) es un músico y actor inglés nacido en Sudáfrica».

Si no añadimos referencia alguna al baloncesto, podemos pasar páginas y páginas de resultados leyendo sobre este cantante y actor, y sin encontrar resultado alguno del verdadero Jonny Flynn, o al menos el que nos interesa aquí: el jugador de baloncesto, ex de la Universidad de Syracuse, y cuyo mayor logro y perdición en su carrera fue ser elegido con el pick 6 del draft de 2009, por delante de jugadores como Stephen Curry, DeMar DeRozan, Jrue Holiday o Jeff Teague. Un puesto por delante había salido Ricky Rubio, elegido por su mismo equipo, Minnesota.

En aquel momento nadie podía imaginarse que su carrera solo duraría 163 partidos, mermado desde el principio por una lesión de cadera que terminó requiriendo cirugía y que le privó del poderío atlético que le había convertido en un proyecto tan interesante y que puso a la afición de Syracuse a sus pies.

Su año rookie fue sólido, entrando en el segundo mejor equipo de rookies y promediando 13.5 puntos y 4.4 asistencias por partido mientras aprendía un sistema complicado para los bases como es el triángulo ofensivo. Tuvo mejores promedios que Ty Lawson, DeMar DeRozan, James Harden y muchos otros de sus compañeros de Draft.

Flynn fue titular en los 81 partidos que disputó en esa temporada, pero se perdió el último por unas molestias en la cadera. Su carrera nunca fue la misma desde que, poco después, descubrieron que no eran simples molestias. Solo jugó 53 partidos más en Minnesota en la temporada siguiente, un equipo que le presionó para que regresase lo antes posible de su lesión y después le traspasó para hacer hueco a Ricky Rubio.

Llegó a Houston en la noche del Draft de 2011, pero ya no era el Jonny Flynn del Draft de 2009. Apenas jugó 11 partidos allí. Dos franquicias más quisieron ver de cerca lo que quedaba de él. La primera fue Portland. Jugó 281 minutos. La segunda fue Detroit. No llegó a debutar. Su carrera en Estados Unidos había terminado tras tres temporadas.

Australia, China e Italia le esperaban. Al principio hubo signos de esperanza. En Australia parecía que iba recuperando el ritmo, y llegó a ser elegido para el All Star de la liga en 2012. Fue solo un espejismo. En 2013 se fue a China buscando mayor seguridad económica, pero volvió a lesionarse y solo estuvo allí un mes, sin llegar a debutar. Se pasó la temporada en blanco. Su última oportunidad llegó en Italia, firmando con la Orlandina Basket para la temporada 2014-15. Solo duró dos partidos, lo que tardó su salud en volver a jugarle una mala pasada. Esta lesión ponía punto final a su carrera.

No se ha sabido mucho más de Jonny Flynn desde entonces. Según Sal Contastino, su ex entrenador en el instituto, Flynn regresó a Estados Unidos para vivir en Florida. De vez en cuando parece ser que ayuda ofreciendo consejo a proyectos de futuros jugadores como Willie Lightfoot, pero poco más se sabe de aquel que fuese número 6 del Draft de 2009. Se suponía que esta historia tenía que haber sido muy diferente.

Revista