NBAEstás viendo//¡Es tiempo de Harden! Le endosa 45 puntos a los Warriors y fuerza el quinto partido (3-1)
¡Es tiempo de Harden! Le endosa 45 puntos a los Warriors y fuerza el quinto partido (3-1)

¡Es tiempo de Harden! Le endosa 45 puntos a los Warriors y fuerza el quinto partido (3-1)

¿Quién había dado por muertos a los hombres liderados por James Harden? Los Houston Rockets tenían un pie fuera de las Finales de la NBA tras el tercer partido. Sin embargo, han sabido sufrir y firmaron un partido de escándalo para forzar el quinto: 128-15 con 45 puntos de Harden, que fulminó a los Golden State Warriors desde la larga distancia: 7/11 en triples.

«James hizo un fenomenal partido», aseguraba el técnico de los Rockets, McHale. Y tanto. A los puntos y triples sumó 9 rebotes y 5 asistencias.

Houston perdió el rebote, perdió más balones y anotó los mismos puntos en la pintura que Golden State. Pero corrieron mucho más que los de California, consiguiendo 27 puntos de transiciones rápidas. Lo curioso es que los favoritos para alzarse con el anillo no fueron por encima en el marcador en ningún momento del encuentro. Y Houston llegó a dominar por 25 puntos.

El arranque del encuentro fue llamativo. Un equipo que se caracteriza por anotar como eran los Warriors, se plantaron en un inicio de partido con un parcial en contra de 9-0 y más de tres minutos sin conseguir ni una canasta. Un día malo lo tiene cualquiera. El primer cuarto fue una lluvia de canastas: 45-22 para los Rockets con 8/9 en triples. Una barbaridad.

A falta de 5:52 para el descanso y con Houston liderando el marcador por 55-36, Stephen Curry sufrió un aparatoso golpe que muchos pensaron que supondría el final del MVP en el encuentro. Y durante mucho tiempo así fue. Se retiró a los vestuarios del Toyota Center y no realizó el calentamiento del descanso, lo que hacía presagiar lo peor. Los suyos apretaron las cosas para poner el 69-59 a la marcha a vestuarios.

Mediado el tercer cuarto se sentó de nuevo en el banquillo. Buenas noticias. Pero ahí estaba La Barba Harden, que puso el 99-84 al final del tercer cuarto con 16 puntos en ese periodo. La seriedad de los Rockets en una situación límite que suponía la eliminación supuso forzar otro partido más. Y dejar a sus rivales con malas sensaciones y sabor de boca. Nunca en la NBA se ha dado la vuelta a un 3-0 en unas Finales, pero Harden quiere demostrar que puede.

«No fuerzo nada y permito al partido que venga a mí», comentaba James Harden al final del encuentro. ¡Y tanto que llegó!

 

 

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)