El tirón de los Warriors: 20.000 personas en lista de espera para un abono. ¡Y pagan!