NBAEstás viendo//Casi imposible hacer más en menos tiempo: La última animalada de Giannis Antetokounmpo... (Vídeo)
Casi imposible hacer más en menos tiempo: La última animalada de Giannis Antetokounmpo… (Vídeo)

Casi imposible hacer más en menos tiempo: La última animalada de Giannis Antetokounmpo… (Vídeo)

Giannis Antetokounmpo sumando un partido de más de 30 puntos.

Leer esto puede parece algo normal, rutinario. Lo es. Cada día lo hace o, al menos, se acerca. Lo ha vuelto a conseguir esta madrugada en la victoria de los Bucks por 128-102 ante lo Knicks. Pero lo más curioso es que lo ha hecho en tan solo 22 minutos en pista.

En total: 37 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias, 12-17  en tiros de campo y 3-5 en triples en apenas 21:26 minutos. Llegó a anotar 17 puntos en solo 6 minutos. Tal era la superioridad que dejó de jugar cuando marchaban 92-58 y faltaba bastante por jugarse.

El dato que nos ofrece NBA es asombroso. Giannis, en esta temporada, ha anotado 30+ puntos en menos de 30 minutos en 7 partidos. ¡7 partidos! Superando la marca de Curry (6). Solo dos  jugadores hicieron algo parecido a lo que ha hecho Anteto esta noche: Quintin Dailey lo logró en 1986, anotando 38 tantos en 21 minutos y Paul George lo consiguió en noviembre de 2019, sumando 37 tantos en 20 minutos.

 

Los Bucks suman 36 victorias y son primeros en el Este.

Quizás te interese:

Antetokounmpo Zaragoza. Durante exactamente 225 días Giannis Antetokounmpo perteneció al CAI Zaragoza. Al menos sus derechos. Es el tiempo que transcurrió del 17 de diciembre de 2012 al 30 de julio del año siguiente. Una historia especial que encierra muchos detalles interesantes para entender un viaje a lo desconocido.

«Intercambié muchísimos e-mails con su agente, que me terminó enviando unas imágenes», rememoraba Willy Villar, por aquel entonces director deportivo del CAI Zaragoza, en un reportaje que publicamos en Gigantes en 2014. Ahí comienza esta historia, con un vídeo de muy mala calidad recibido el 1 de octubre de 2012. Justo una semana más tarde, Villar estaba en Atenas viendo en directo a Antetokounmpo, en un entrenamiento privado. «Comenzó a hacer un ejercicio de bote entre conos y yo, al verlo, pensé que, con esa altura, aquello debía ser una broma», explicaba Willy Villar. «Se me llegó a pasar por la cabeza que igual era un baloncestista de exhibición, de esos que salen en vídeos de Internet haciendo malabares pero que después no saben hacer nada en un cinco contra cinco», recordaba. «Pero, en cuanto le vi jugar al día siguiente, me quité esa idea de la cabeza: durante el partido, sabía hacer de todo». Incluso pudo visitar la casa donde vivían los Antetokounmpo; los cuatro hermanos en una habitación, con literas.

Seguir leyendo…

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)