Vlatko Cancar, de la Liga Endesa a la NBA: ¿qué ha sido de él?

Vlatko Cancar, de la Liga Endesa a la NBA: ¿qué ha sido de él?

Ponemos el foco en la situación de Cancar, nuevo jugador de la NBA esta temporada. Sólo ha jugado un minuto en Denver.

Vlatko Cancar dio el salto el pasado verano de la Liga Endesa a la NBA. Pasó de jugar en San Pablo Burgos a entrar en la plantilla de Denver Nuggets. Y el camino por la mejor liga del mundo se le ha hecho cuesta arriba desde el principio. En la NBA ha jugado un solo minuto, lo que es un claro signo de que algo está fallando. Ha tenido que ir engrasando la máquina en la G-League con Eire BayHawks (afiliado de Atlanta, ya que Denver no tiene el suyo propio): 11 puntos y 6,3 rebotes de media tras tres encuentros. No es una situación ideal, pero sí algo comprensible para un chaval de 22 años en sus complejas circunstancias.

Cancar: su pasado

Cancar es uno de los representados por Misko Raznatovic (Beo Basket), uno de los agentes importantes del continente europeo. Una de las joyas de la corona de su empresa es Nikola Jokic, ahora estrella de los Nuggets. Todos, con el Mega Basket serbio como enlace. Cancar es esloveno, criado en la cantera del Olimpia de Liubliana, pero su paso por el Mega fue el que le catapultó a los escenarios más importantes: ser drafteado por la NBA, lo cual logró en 2017, y tener la oportunidad de jugar en la Liga Endesa, lo cual le cayó de cielo en 2018.

Encontró un hueco en un Burgos que daba sus primeros pasos en la primera división española y renovó ese verano para disputar una temporada más. Explotó un poco, mejorando considerablemente sus números: de 7’3 puntos a 10, de 4’7 de valoración a 9’3. El equipo pasó a otro nivel, a jugar competición europea (Basketball Champions League), y el abandonó el club cuando su progresión estaba bien encaminada; sólo el tiempo dirá si eligió bien.

Cancar: su presente

La llamada de la NBA siempre apetece. A Cancar le eligieron los Nuggets en la 49ª posición del ya mencionado Draft de 2017 y conservaban sus derechos. La buena relación entre ambas partes propició que jugara la liga de verano en los años siguientes y que finalmente convenciera a Tim Connelly y Arturas Karsinovas, responsables del área deportiva de los Nuggets. El problema no es que sea bueno o malo ni que le falten uno o dos grados de maduración, simplemente es que no hay sitio para él.

Denver es una de las franquicias con un plantel más compensado, en el que no hay tanta desigualdad entre jugadores como en otros conjuntos. El entrenador tiene un duro trabajo a la hora de regular los minutajes e ir variando las alineaciones para que todos estén integrados. Pero si hay una posición crítica en ese sentido es la de alero: Torrey Craig está convenciendo como especialista en 3+D, Jerami Grant ha llegado para aportar un punto físico que quizás les faltaba y Michael Porter ilusiona tras pasarse en blanco toda la temporada anterior. Todo esto deja en una posición complicada al español Juancho Hernangómez, cuya situación ya ha sido analizada. Son cuatro en la ecuación para un sólo puesto, sin hablar de los otros jugadores a los que se puede falsear en el ‘3’: Will Barton, Malik Beasley o Gary Harris si quieres jugar con bajos, Paul Millsap si quieres ir con altos…

¿Dónde queda Cancar? De momento, fuera de foco.