GUÍA NBAEstás viendo//Guía NBA 2018/19: Los Angeles Clippers, por Andrés Monje
Guía NBA 2018/19: Los Angeles Clippers, por Andrés Monje

Guía NBA 2018/19: Los Angeles Clippers, por Andrés Monje

Memoria 2017-18
Balance: 42-40. Fuera de Playoffs en el Oeste
Eficiencia Ofensiva Ritmo Eficiencia Defensiva
107.7 (8º) 101.1 (7º) 107.7 (19º)
Ataque 4 Factores Defensa
52.7% (10º) % efectivo en tiros 52% (12º)
29.9% (2º) Tiros libres 25.9% (20º)
14.5% (18º) Pérdidas 13.9% (18º)
23.5% (8º) Rebote ofensivo 23.9% (28º)
Ataque Triple Defensa
31.4% (23º) Volumen 34.4% (18º)
35.4% (24º) Acierto 35.6% (9º)
Glosario de la Memoria 2017/18:
* Ritmo: posesiones cada 48 minutos / Ef. Ofensiva: puntos anotados cada 100 posesiones / Ef. Defensiva: puntos recibidos cada 100 posesiones.
* Porcentaje efectivo: une valores en tiros de dos y triples / Tiros libres: porcentaje de tiros libres (lanzado o recibido) sobre el total de lanzamientos de campo / Pérdidas: pérdidas de balón (propias o provocadas) cada 100 posesiones / Rebote ofensivo: Capturas de ataque (conseguidas o permitidas) sobre el volumen total.
* Volumen de triples: porcentaje de lanzamientos (intentados o permitidos) de tres puntos sobre el total de tiros de campo/ Acierto de triples: porcentaje de acierto (propio o permitido) en lanzamientos de tres puntos.

clippers

La salida de Chris Paul fue solo el principio. Apenas un año más tarde Blake Griffin y DeAndre Jordan tampoco son ya jugadores de los Clippers. La era de máximas aspiraciones (y tristemente pocas cumplidas) quedó oficialmente enterrada, de un modo además inesperado. Porque meses después de prometerle a Blake Griffin las llaves de la franquicia (más de 170 millones por 5 años), decidieron traspasarlo a los Pistons para alterar drásticamente la ruta.

La cuestión es que esa dirección es todavía un enigma, con el próximo verano como punto de inflexión real para el proyecto. Los Clippers tendrán entonces un amplio margen de acción, ya que Tobias Harris, Marcin Gortat y Avery Bradley (40 millones de dólares entre ellos) son agentes libres. Misma condición que Boban Marjanovic, Wesley Johnson, Patrick Beverley, Luc Mbah a Moute y Mike Scott (otros 30 millones entre todos).

Harris rechazó este verano una propuesta de la franquicia, por valor de 80 millones en 4 años, confiando plenamente en sus posibilidades para destacar esta temporada y conseguir un contrato incluso mejor. Y tampoco sería descartable que la franquicia pudiese incluso mover a Lou Williams, por nivel y contrato (solo 8 millones por curso hasta 2021) el jugador más interesante desde un punto de vista de mercado, si la oferta recibida a cambio incluye rondas suculentas de Draft o jóvenes con proyección.

Después de un año con infinidad de probaturas, con las lesiones azotando sin piedad a la plantilla, Doc Rivers se enfrenta al desafío de crear una identidad para un bloque que en buena parte puede que no esté con él a un año vista y, además, le resulta nuevo casi al completo.

Beverley, Bradley y Gallinari se combinaron para solo 38 partidos con los Clippers el curso pasado. Harris llegó a mitad de temporada y Gortat este verano. Es decir, el quinteto teóricamente inicial parte de cero. Y si bien la profundidad de plantilla es una de las mejores virtudes del bloque, con alternativas de talento en múltiples posiciones, Rivers no va a tener ese macho alfa sobre el que construir alrededor. Veremos hasta qué punto resulta o no un problema.

Harris apuesta fuerte

En ataque va a resultar especialmente interesante seguir la producción de Tobias Harris, que durante sus 32 partidos con los Clippers demostró que puede responder a un rol de bastante influencia. Dejadas atrás las dudas sobre qué tipo de posición debía tener en cancha, esto es quedando ya claro que funciona mejor como cuatro abierto y no como tres, Harris alcanzó el curso pasado su máximo uso ofensivo (23%), con fiabilidad a la hora de anotar e incluso peso creativo.

El jugador rechazó una suculenta oferta de la franquicia en verano, apostando por su propio potencial este año. Capaz de tirar por encima del 40% de acierto en triples tanto sobre bote como tras recepción, en formatos abiertos va a castigar. Aunque tiene pendiente su resolución cerca del aro (discreta) y sobre todo la implicación defensiva y en rebote, algo en lo que los Clippers pueden sufrir.

Cambiar a DeAndre Jordan por Marcin Gortat va a afectar en esas dos cuestiones (defensa interior y rebote). El polaco es mucho más útil poniendo bloqueos en ataque que en cualquier apartado defensivo. En lo primero, de hecho, es uno de los interiores más sugerentes de la Liga. En lo segundo, hace tiempo que se convirtió en un problema.

Puede serlo más aún considerando que Danilo Gallinari, de baja prácticamente toda la última campaña por lesión, puede solaparse con Harris en el puesto de cuatro. Ninguno destaca por su defensa o rebote y ninguno rinde mejor como tres pero, estando disponibles, el equipo va a necesitar a ambos en pista por su capacidad para tirar y crear desde el bote.

A elevar la intensidad interior pueden contribuir Mike Scott y Luc Mbah a Moute, que firmaron un año (y 4.3 millones ambos) con la franquicia. Scott resulta especialmente útil en ataque, pudiendo abrir la pista y jugando bien sin balón. Y el africano lo hace atrás, por lo que puede ser muy valioso para un equipo en el que faltan obreros en el frontcourt. De hecho, en esa tesitura, Montrezl Harrell (aunque pequeño para el puesto de cinco, tremendamente activo y comprometido atrás) podría tener su oportunidad.

Algo más enigmáticos son los roles de Boban Marjanovic en el cinco y Wesley Johnson en la rotación de aleros. El serbio es imparable en tramos cortos de partido pero su limitada movilidad atrás lleva al cuerpo técnico a no arriesgar, mientras que Johnson asume el prototipo de ‘3&D’, que tanto bien haría a este equipo, solo que con un pequeño detalle: en realidad no destaca en ninguna de las dos cosas.

Uno de los puntos a resolver para Rivers en el frontcourt es, por tanto, qué tipo de compatibilidad encontrar, ya que casi todos sus perfiles producen más como cuatro. Esa circunstancia podría alimentar que Harris o Gallinari estén siempre protegidos por Mbah a Moute, el único perfil verdaderamente efectivo en defensa. Porque de lo contrario los Clippers pueden ser un caramelo en su pintura.

El rumbo del perímetro

Tampoco está definida la estructura de perímetro. Patrick Beverley y Avery Bradley (que se reencuentra con el que fue su primer técnico en la Liga), dos jugadores contrastados atrás, se perdieron buena parte del curso pasado por lesión. En buen estado físico y con confianza (algo por comprobar), deben ser claves por el equilibrio que permiten a un sistema que apunta a frágil en la zona.

Sin embargo el mejor jugador de los Clippers, al menos el de mayor desequilibrio, es Lou Williams, que aprovechó un escenario de vía libre en ataque el curso pasado para detonar. Empleado tradicionalmente como verso libre desde el banquillo, Williams se encontró con un perímetro desértico en el que asumió buena parte del volumen. El resultado fue fantástico, con mejores marcas de su vida en puntos (22.6) y asistencias (5.3).

No obstante, en el tramo de proyecto en el que se encuentran los Clippers, conviene no perder de vista a Shai Gilgeous-Alexander y Jerome Robinson, ambos elecciones de Lotería en el último Draft. Es decir, dos jugadores cuya evolución ha de ser monitorizada y que por tanto no pueden ser relegados a un papel sin presencia en pista.

Milos Teodosic

Foto: Getty

En un contexto normal tendrían muy complicado gozar de minutos, el primero tiene a Beverley y Milos Teodosic por delante en la rotación. Y el segundo a Bradley y Lou Williams. Incluso jugando con tres exteriores al mismo tiempo lo tienen difícil. El caso es que los Clippers no van a ser un contexto normal.

A pesar de no contar con una estrella de primer nivel, la plantilla tiene posibilidades. Pero se desconoce qué tipo de ritmo se puede usar, si el peso creativo recaerá sobre los cuatros o sobre el perímetro, qué tipo de sistemas se emplearán o por qué tipo de estructura defensiva apostará Rivers.

En cierto modo el equipo es un melón por abrir, uno que en cualquier momento puede apostar por dejarse caer en un Oeste cargadísimo de candidatos a la fase final (en principio, al menos diez equipos por delante de los Clippers) o traspasar al mejor postor alguno de sus jugadores que acaban contrato. Con la mirada fija en el verano de 2019 y la aspiración de hacerse con el siguiente líder del proyecto, la temporada puede ser impredecible.

 Datos de lupa:

  • Colectivo:

Los Clippers lideraron la NBA en mates, con 512 en total, el dato más alto en cinco años.

  • Individual:

Lou Williams promedió 21.9 puntos por partido en los encuentros en los que salió desde el banquillo, la marca más alta de este siglo.

Situación salarial:

  • Salarios franquicia: 114.1 millones
    • Límite salarial: 101.8 millones
    • Impuesto de lujo: 123.7 millones
    • Mínimo salarial: 91.6 millones

Fuente: Basketball Insiders

  • Opción de jugador
  • Opción de equipo
  • Qualifying Offer
  • No completamente garantizado

Jugador a seguir:

Uno de los mejores anotadores exteriores de la Liga… con un contrato bastante asequible. Lou Williams ha sido un gran especialista en el rol de sexto hombre, asumiendo gran influencia en ataque partiendo desde el banquillo. Y posiblemente sea ese su rol ideal, dado su talento para generar canastas de forma individual. Pero se ha encargado de demostrar que también puede ser una baza fiable y más colectiva a tiempo completo.

Foto: Jayne Kamin-Oncea / Getty Images

Foto: Jayne Kamin-Oncea / Getty Images

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)