GUÍA NBAEstás viendo//Guía NBA 2019/20: Cleveland Cavaliers, por Andrés Monje
Guía NBA 2019/20: Cleveland Cavaliers, por Andrés Monje

Guía NBA 2019/20: Cleveland Cavaliers, por Andrés Monje

Memoria 2018-19
Balance: 19-63. Fuera de Playoffs en el Este
Eficiencia Ofensiva Ritmo Eficiencia Defensiva
106.8 (25º) 97.4 (29º) 116.8 (30º)
Ataque 4 Factores Defensa
50.3% (29º) % efectivo en tiros 56.4% (30º)
23.6% (25º) Tiros libres 23.5% (4º)
13.8% (13º) Pérdidas 12.8% (26º)
28.2% (10º) Rebote ofensivo 26.8% (11º)
Ataque Triple Defensa
33.2% (23º) Volumen 36.2% (13º)
35.5% (13º) Acierto 38% (30º)
Glosario de la Memoria:
* Ritmo: posesiones cada 48 minutos / Ef. Ofensiva: puntos anotados cada 100 posesiones / Ef. Defensiva: puntos recibidos cada 100 posesiones.
* Porcentaje efectivo: une valores en tiros de dos y triples / Tiros libres: porcentaje de tiros libres (lanzado o recibido) sobre el total de lanzamientos de campo/ Pérdidas: pérdidas de balón (propias o provocadas) cada 100 posesiones / Rebote ofensivo: Capturas de ataque (conseguidas o permitidas) sobre el volumen total.
*Volumen de triples: porcentaje de lanzamientos (intentados o permitidos) de tres puntos sobre el total de tiros de campo/ Acierto de triples: porcentaje de acierto (propio o permitido) en lanzamientos de tres puntos.

La segunda marcha de LeBron James de los Cavs tuvo el mismo efecto que la primera para el casillero de victorias para la franquicia: derrumbe total. Al igual que en 2011, fueron 19 los triunfos en una campaña de transición y, en el fondo, de luto por la salida del hijo pródigo. Cleveland vivió un inicio de curso problemático, con la lesión de Kevin Love (jugó los cuatro primeros partidos y después estuvo de baja hasta febrero) y el rápido despido de Tyronn Lue, que acabó condicionando lo demás.

Técnico y gerencia no compartían direcciones, con Lue confiando en su núcleo de veteranos y los despachos deseando un drástico cambio de rumbo que diese más responsabilidades a los jóvenes. El pobre arranque (0-6) fue suficiente para acabar con la etapa de Lue en los Cavs y dar paso a la labor interina de Larry Drew, hasta que el verano confirmarse de verdad la apuesta de la franquicia.

Sonó el español Jordi Fernández para el puesto pero la elección final ha sido John Beilein, que a sus 66 años vivirá su primera experiencia NBA tras una larga carrera en la NCAA. Las últimas doce campañas entrenó a la universidad de Michigan, con buenos resultados (dos veces subcampeón del torneo final, en 2013 y 2018) y especialmente el aval que representa su carácter formativo, creativo y con gran énfasis colectivo.

Para rodear al debutante, Cleveland ha construido un cuerpo técnico con novedades que encabeza JB Bickerstaff, que dejó los Grizzlies para ser principal asistente de Beilein, pero al que también han llegado figuras interesantes como Antonio Lang (con experiencia en Utah Jazz) y Lindsay Gottlieb, primera entrenadora que da el salto de la NCAA femenina (California) a la NBA.

Los Cavs trabajan, sobre todo, para formar una cultura de franquicia, primer pilar para su proyecto. Y justamente ese deseo ha unido su camino al de Beilein, que afronta un reto muy distinto al universitario pero en el que tendrá margen de acción para comenzar a construir algo saludable. La gerencia asegura con él peso para los jóvenes y tiempo para reorganizar las cuentas. Ambiciones mayores quedan para el futuro.

En lo deportivo las novedades se reducen al último Draft, en el que los Cavs se hicieron con Dylan Windler y Kevin Porter Jr a final de primera ronda, después de haber invertido su quinta elección (el sorteo de la lotería no les resultó beneficioso) en Darius Garland. De la coexistencia de este último Collin Sexton, el otro gran perfil de futuro que posee la franquicia, puede depender el éxito colectivo a medio plazo.

Garland con Sexton

En un año con excelentes novatos de perímetro, con Luka Doncic y Trae Young eclipsando todo lo demás, Collin Sexton cuajó bajo el radar un curso de estreno más que interesante. Sobre todo por su capacidad de anotación y tiro exterior, facetas en las que su potencial es elevado.

Sexton promedió 20.8 puntos por partido tras el parón del All-Star, con fantásticos porcentajes (48% de campo y 41% en triples) en ese tramo. Su amenaza tras recepción es muy grande (44% de acierto en esos tiros de tres puntos) pero pudiendo también ejecutar de forma solvente tras bote ofrece garantías a media pista. Eso sí, su gestión del pick&roll es mejorable (0.84 puntos por posesión ahí) y su desempeño creativo se encuentra claramente por desarrollar.

Esa duda, el de su papel como generador colectivo, ha de resolverla Beilein al unirle en pista con Garland, otro perfil claramente enfocado a la anotación y con gran poder en el tiro exterior pero no sobrado de lectura de juego a media pista. Garland apenas pudo disputar cinco encuentros con Vanderbilt durante su primer año universitario, debido a una lesión en el menisco que le dejó fuera de combate el resto del curso, pero fueron suficientes para confirmar que es dinamita anotadora.

Foto: Jason Miller/Getty Images.

Eso sí, los Cavs pueden juntar a dos bombarderos capaces de generar sus propios puntos… pero no tanto los de los demás. Y es el principal aspecto a trabajar con ellos, además de una defensa que viene de ser especialmente traumática en Cleveland: se firmó el peor dato atrás en la historia NBA.

La juventud de ambos (20 años Sexton, 19 Garland) invita al optimismo, en el sentido de que ambos son jugadores por formar en un contexto cuya prioridad será hacerlo. Así como el hecho de que el nuevo técnico vaya a ofrecerles galones desde el inicio, lo que facilitará que cometan errores y se puedan ubicar y corregir de forma clara, o la presencia del australiano Matthew Dellavedova, que podrá ejercer como tutor de dos jugadores que, de inicio, pueden encontrar dificultades al coexistir.

Es más que posible que Beilein quiera acelerar ese proceso de coexistencia y dar una gran muestra de minutos a ese combo, sobre todo considerando que el resto de opciones de backcourt, a excepción del citado Dellavedova, están llamadas preferentemente a roles de ejecución en ataque. Es decir, no vienen a aportar características distintas a la estructura.

No es descartable, de todas formas, que esos perfiles secundarios (Jordan Clarkson y Brandon Knight) entren en propuestas de mercado, dada su condición de expiring (liberan 29 millones entre ambos el próximo verano). Será esa apertura al traspaso, en realidad, otra de las grandes historias a seguir en los Cavs este curso. Puede haber multitud de nombres susceptibles de cambio.

El proceso de regeneración

Y es que con la parcela deportiva en plano secundario (no existen mimbres para competir ni posiblemente tampoco deseo, por la necesidad de captar más talento joven vía Draft), en Cleveland la gestión económica y de plantilla cobra un especial valor.

La franquicia tiene cinco contratos de volumen que expiran (Tristan Thompson, los citados Knight y Clarkson, John Henson y Dellavedova), por un volumen total cercano a los 67 millones de dólares. Ese desahogo salarial, importante, no será sin embargo completo, por la presencia de dos contratos a largo plazo que a la franquicia puede costarle quitarse. Y por diferentes motivos.

El primero es el de Kevin Love (120 millones restantes por 4 años), llamado inicialmente a ocupar el rol de líder veterano pero al que, llegado el punto (ese punto es que perder cada noche acabe con la paciencia del jugador), no sería sencillo mover por su gran salario a largo plazo. Y el segundo el de Larry Nance Jr (42 millones por 4 años), que para los Cavs puede ser mucho más útil en condición de secundario con cierta experiencia. En otras palabras, no sería caro para lo que podría aportar.

Cleveland va a ser un enorme banco de pruebas este año, con John Henson buscando brillo en una pintura en la que Ante Zizic debería contar con buenas oportunidades, y Cedi Osman también en proceso previo a un contrato importante. El turco dejó buenas sensaciones el pasado curso, en el que tuvo que disparar su volumen de tiros y absorber un gran peso en ataque (18% de uso ofensivo en más de 32 minutos por partido). Resolver ambos aspectos con decencia fue señal de capacidad, circunstancia que, unida a la ausencia de alas de referencia, le da un papel preferente en la rotación.

Foto: David Liam Kyle/NBAE via Getty Images.

Al final en los Cavs todo se encuentra por construir. Está por ver cómo resuelve Beilein los roles de Love y Thompson, por nivel claramente titulares pero por momento de proyecto no tan sugerentes, así como qué tipo de plan defensivo puede aplicar en un equipo que el año pasado permitió a los rivales, a la vez, el tercer porcentaje de acierto más elevado cerca del aro (69.9% en tiros a menos de un metro) y el más alto desde la línea de tres (38%).

En lo competitivo toca armarse de paciencia pero en los despachos no faltarán alicientes para comprobar de qué forma Koby Altman, General Manager, lleva el proyecto a un punto de flexibilidad mientras reordena una plantilla actualmente entre dos aguas.

Datos de lupa:

  • Colectivo:

Los Cavs recibieron 116.8 puntos por 100 posesiones, el peor dato defensivo de la historia NBA.

  • Individual:

Jordan Clarkson fue el cuarto máximo anotador de banquillo de la temporada, con 16.8 puntos por partido.

Situación salarial:

  • Salarios franquicia: 129.7 millones 
    • Límite salarial: 109.1 millones
    • Impuesto de lujo: 132.6 millones
    • Mínimo salarial: 98.2 millones

Fuente: Basketball Insiders

  • Opción de jugador
  • Opción de equipo
  • Qualifying Offer
  • No completamente garantizado

Jugador a seguir: 

Una lesión le impidió demostrar de qué era capaz en un año difícil para los Cavs, tras la salida de LeBron James. Ahora, recuperado y con galones en el sistema, Kevin Love tiene por delante el desafío de regresar a su mejor nivel. Implicado en el juego, pocos interiores juntan su combo de poder: excepcional tirador y voraz reboteador. Con una posible salida en el horizonte, buscando competir, Love deberá justificar que merece la apuesta ganadora de una franquicia para dar cobijo a su enorme contrato.

Foto: Jason Miller/Getty Images.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)