GUÍA NBAEstás viendo//Guía NBA 2019/20: Oklahoma City Thunder, por Andrés Monje
Guía NBA 2019/20: Oklahoma City Thunder, por Andrés Monje

Guía NBA 2019/20: Oklahoma City Thunder, por Andrés Monje

Memoria 2018-19
Balance: 49-33. Sextos del Oeste. Eliminados en Primera Ronda (Portland, 4-1)
Eficiencia Ofensiva Ritmo Eficiencia Defensiva
109.8 (16º) 103.4 (6º) 106.5 (4º)
Ataque 4 Factores Defensa
51.4% (22º) % efectivo en tiros 52.3% (17º)
26.6% (10º) Tiros libres 27.1% (24º)
13.4% (8º) Pérdidas 16% (1º)
29.8% (3º) Rebote ofensivo 26.2% (9º)
Ataque Triple Defensa
34.7% (16º) Volumen 35.6% (11º)
34.8% (23º) Acierto 35.6% (16º)
Glosario de la Memoria 2018/19:
* Ritmo: posesiones cada 48 minutos / Ef. Ofensiva: puntos anotados cada 100 posesiones / Ef. Defensiva: puntos recibidos cada 100 posesiones.
* Porcentaje efectivo: une valores en tiros de dos y triples / Tiros libres: porcentaje de tiros libres (lanzado o recibido) sobre el total de lanzamientos de campo / Pérdidas: pérdidas de balón (propias o provocadas) cada 100 posesiones / Rebote ofensivo: Capturas de ataque (conseguidas o permitidas) sobre el volumen total.
* Volumen de triples: porcentaje de lanzamientos (intentados o permitidos) de tres puntos sobre el total de tiros de campo/ Acierto de triples: porcentaje de acierto (propio o permitido) en lanzamientos de tres puntos.

thunder

Los problemas pueden provocar dos situaciones: o te hunden o te hacen renacer. Sam Presti, General Manager de los Thunder, solo concibe la segunda opción. Y así cuando supo que su proyecto competitivo se venía abajo, tras la inesperada petición de traspaso de Paul George, encontró la forma más eficiente posible para alimentar el siguiente. Con naturalidad y sin dramatismo.

Presti había convencido a George para renovar el año anterior, un movimiento estratégico para una franquicia que ya tenía a Russell Westbrook y Steven Adams. Pero en una NBA gobernada por los jugadores, la llamada de Kawhi Leonard a George este verano, ofreciéndole un futuro a su lado en Los Angeles, cambió drásticamente el escenario. George quiso ir con él y se lo hizo saber a Oklahoma. Entonces los Thunder, en jaque, solo tenían dos salidas: enrocarse con unas aspiraciones deportivas limitadas o deshacerlas por completo para, en el futuro, volver más fuertes.

Eligieron lo segundo. No solo negociaron la salida de George (a los Clippers) sino que también lo hicieron con Westbrook (a los Rockets), hombre clave de la franquicia desde la salida de Durant, además de mover a Jerami Grant (agente libre el próximo verano). Presti no solo sabía que ya no compensaba forzar para competir y por tanto había que girar por completo el rumbo. Sino que además, y como casi siempre, lo hizo con gran inteligencia, aprovechando la urgencia a corto plazo de Clippers y Rockets en esos tratos para hacerse con buena parte de su futuro.

El resultado ha sido un botín gigantesco, que presagia un renacimiento potente en unos años vista: Oklahoma va a disponer de 15 Primeras Rondas del Draft en los próximos siete años, una cifra que podría incluso aumentar si quieren dar salida a Chris Paul o Danilo Gallinari, los principales jugadores veteranos que han obtenido en esos traspasos veraniegos. De inmediato, ha pasado a ser la franquicia más cargada de rondas para el próximo lustro.

La última vez que Presti estuvo en una severa fase de reconstrucción y acumulación de talento, eligió de forma consecutiva en el Draft a Kevin Durant (número dos), Russell Westbrook (en el cuatro) y James Harden (con el tres), tres jugadores que después han sido MVP. Los antecedentes, por tanto, dibujan un sugerente panorama para una franquicia que, habiendo demostrado gran capacidad a la hora de captar y desarrollar talento, tendrá a su disposición enormes posibilidades de aprovechar ambas condiciones.

Gilgeous-Alexander con Paul

A cambio, claro está, el corto plazo ha dejado de pesar. Uno de los aspectos más relevantes en ello será conocer que vaya a suceder con Paul, el jugador de más nivel de la plantilla. Por un lado sus aspiraciones competitivas distan mucho de las de un proceso largo de reconstrucción, como el que encuentra en Oklahoma, pero por el otro su particular contexto (34 años y 80 millones asegurados los próximos dos años, más una opción de jugador por 44 más el verano de 2021) hace muy complicado moverlo.

Entre medias, mientras se le busca ese nuevo destino, Paul puede tomar un rol muy valioso para los Thunder: el de mentor de Shai Gilgeous-Alexander, el jugador de mayor proyección que ha captado la franquicia en sus tratos con Clippers y Rockets. Pese a los problemas físicos que arrastra, fruto de una larga carrera NBA (tres años seguidos sin llegar a 62 partidos en fase regular), Paul sigue siendo un base magnífico, de enorme inteligencia, plagado de recursos en ambos lados de la pista y muy exigente con todo lo que le rodea.

Foto: Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

Durante su año de estreno, Gilgeous-Alexander (21 años) ofreció un rendimiento más que bueno en un equipo bastante por encima de las expectativas. Su impacto y versatilidad defensiva (con su 1.98 de altura es capaz de defender varias posiciones y distintos perfiles) auguran un jugador de gran calibre en ese sentido, con algunos datos fuera de lo común para bases recién llegados a la Liga: por ejemplo, fue el tercer jugador que peores porcentajes provocó a su par en tiros de tres, en toda la Liga, con solo un 28.5% de acierto.

Su gestión del pick&roll (0.86 puntos por posesión), capacidad creativa (por debajo de 2 asistencias por cada balón perdido) o lanzamiento exterior (muy limitado sobre el bote) se encuentran aún en fases tempranas de su evolución. Pero incluso así, a medida que Doc Rivers le fue dando más minutos en la recta final del curso pasado, su rendimiento fue mejorando reseñablemente en todos esos aspectos.

Sacar lo mejor de Gilgeous-Alexander debe ser una prioridad para los Thunder ahora mismo y por ello el tiempo que comparta con Chris Paul (que además en pista puede ser el deseado, ya que coexistirían sin problemas) resultará importante. Aprender de los mejores siempre lo es.

Con Dennis Schröder (de buen impacto como sexto hombre) en un escenario por descifrar, ya que podría ser ofrecido también en el mercado, es de esperar que los Thunder monitoricen la progresión de perfiles exteriores como Terrance Ferguson, Hamidou Dallo, Abdul Nader o su novato Darius Bazley, este último en una situación curiosa tras haber decidido no jugar en la NCAA y prepararse por su cuenta toda la temporada. También será de interés el caso de Andre Roberson, que tras un año y medio fuera de las pistas por lesión espera recuperar la normalidad sabiendo, además, que será agente libre en 2020.

El rumbo de la zona

La pintura guarda, en apariencia, mucha más consistencia. Con Gallinari y Adams partiendo de inicio en los puestos de cuatro y cinco, las posibilidades son interesantes. Pero además la rotación ofrece a Nerlens Noel, gran recambio para el cinco y que renovó por un año (1.6 millones), y Mike Muscala (4 millones por 2 años). La gran cuestión está, no obstante, en qué tipo de plan tenga la franquicia con el italiano y el neozelandés.

Gallinari viene de firmar la mejor temporada de su carrera, con enorme solidez ofensiva (19.8 puntos con fantásticos porcentajes, incluido un espectacular 43% en triples con 2.4 anotados por duelo) y más madurez en su toma de decisiones. Pero su condición de expiring (libera 22.6 millones en verano) puede invitar a cualquier candidato necesitado a apostar por él mediado el curso. No es descartable que los Thunder vayan controlando ese escenario con el paso de los meses, buscando sacar algo a cambio de un perfil de buen mercado y que aspira a firmar un enorme contrato en verano, algo que seguramente no entre en los planes de la franquicia.

Adams, por su parte, tiene aún dos temporadas de contrato (53 millones). Con apenas 26 años y siendo un ejemplo de resistencia (solo se ha perdido 12 partidos en los últimos cuatro años), su cartel en la Liga es elevado. Sobre todo por la presencia que da en elementos clave: la defensa a cualquier nivel y la ejecución de su rol ofensivo.

Foto: Adam Glanzman/Getty Images

 

Atrás Adams es capaz, por su tamaño y fuerza, de contener interiores en la zona. Pero también es más qué móvil e inteligente para soportar asignaciones con jugadores de perímetro, más pequeños y explosivos, lejos del aro. Es un jugador determinante para cualquier tipo de sistema defensivo. En ataque es muy útil en diferentes situaciones: bloqueos (uno de los mejores poniendo pantallas en la Liga), continuaciones el aro en el pick&roll (1.16 puntos por posesión) y rebote ofensivo (junto a Drummond, el mejor de la NBA los dos últimos años).

Adams deja la permanente sensación de poder ser mucho más exprimido en ataque, sobre todo viendo lo eficiente que resulta. Sin Westbrook al lado, un jugador con el que tenía gran química en su 2×2, será interesante ver su rendimiento.

Como también lo será comprobar la estructura y rumbo que toma el equipo de un Billy Donovan que, tras la salida de Durant, no ha logrado pasar una sola ronda de fase final en tres años. Su reto durante el siguiente será bien distinto, incluso en un plano secundario. Los Thunder, ahora más que nunca, están en manos de Sam Presti.

 Datos de lupa:

  • Colectivo:

Los Thunder son la segunda franquicia que más partidos de fase regular ha ganado en los últimos 10 años (515).

  • Individual:

Steven Adams ‘contestó’ 14.4 lanzamientos rivales por partido, la quinta marca más alta de la NBA.

Situación salarial:

  • Salarios franquicia: 131.7 millones
    • Límite salarial: 109.1 millones
    • Impuesto de lujo: 132.6 millones
    • Mínimo salarial: 98.2 millones

Fuente: Basketball Insiders

  • Opción de jugador
  • Opción de equipo
  • Qualifying Offer
  • No completamente garantizado

Jugador a seguir:

Su cerebro no envejece. Conserva ese instinto natural que le hace resolver situaciones de juego a la velocidad de la luz y es una máquina de tomar buenas decisiones en pista. Chris Paul ya no tiene el desborde individual de antaño pero sigue siendo uno de los jugadores más inteligentes de la NBA, un maestro interpretando el juego de pick&roll y todo un seguro defensivo. Líder natural, será curioso verle en un contexto de menor ambición por primera vez en una década.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)