Guía IMPRESCINDIBLE para entender los rumores en la NBA. ¿De qué me puedo fiar?

Guía IMPRESCINDIBLE para entender los rumores en la NBA. ¿De qué me puedo fiar?

Rumores NBA

Sí, los rumores son muy importantes en la NBA. Junto con el funcionamiento propio del mercado, han conseguido que sea una liga que ofrece actualidad casi durante 11 meses al año. El rumor nos atrae tanto porque es información de la única parte de la liga a la que no tenemos acceso, que es su funcionamiento interno. Uno puede ver los partidos y pensar que sería capaz de jugar mejor que Kyrie Irving, de entrenar mejor que Brad Stevens o de tomar mejores decisiones en un despacho que Danny Ainge. Pero no sabemos lo que sucede entre bambalinas. Y por eso devoramos cualquier rumor que nos ofrecen.

Hay que tener bien claro que el rumor en ningún caso es una noticia contrastada. Todo rumor tiene un interés detrás de la fuente que lo filtra, ya sea en el mundo deportivo o en cualquier otra faceta. Adrian Wojnarwoski puede ser el rumorólogo más fiable que existe, pero que él publique que una franquicia está interesada en un jugador no lo convierte en una noticia confirmada. Siempre hay algo detrás. 

Hecho este preludio, pasemos a la cuestión central que nos ocupa. ¿Cómo sé qué rumores son fiables?

Según quién lo publica

Lo primero que debes hacer para saber de qué rumores te puedes fiar y de cuáles no es fijarte en quién los publica. Lógicamente todos conocemos ya a Adrian Wojnarowski, Marc Stein o Shams Charania, periodistas que tienen una reputación contrastada ya por las ocasiones en las que han dado información correcta en el pasado, pero lo difícil llega a la hora de valorar los rumores de otros reporteros o medios menos conocidos. ¿Cómo sé de quién puedo fiarme?

En algunos casos entra en juego nuestra experiencia. Los que llevamos unos cuantos años ya leyendo rumores NBA sabemos que Sam Amick, periodista de The Ahtletic, es alguien fiable que solo publica información contrastada; y que, sin embargo, Sam Amico, periodista con su página web propia, es un vende humos reportero cuya información no suele confirmarse y solo busca tráfico para su web. A veces la diferencia está en una sola letra.

En otros casos hay que tirar de lógica. Si una cuenta como Legion Hoops que vive de la información de otros suelta un rumor sin mencionar la fuente, lo lógico es no fiarse. O no hacerlo, al menos al principio, de cualquier perfil de Twitter al que acabes de llegar por primera vez. En las redes sociales hay mucho afán de protagonismo, y un rumor jugoso puede darte bastantes RTs. Y que tenga la chapa azul de verificado tampoco significa ya que sea más fiable que otros.

Puede haber otros periodistas o medios más pequeños con sus pequeñas fuentes que también sean fiables, pero a la hora de la verdad son los grandes nombres los que tienen las mejores fuentes y dan verdadera fiabilidad a un rumor.

Según su viabilidad

Aquí también entra en juego la experiencia que tengamos y nuestro conocimiento del funcionamiento de la NBA. Muchos clickbaiters se benefician del desconocimiento de los fans sobre cómo funcionan los traspasos, cómo deben cuadrarse salarialmente, etc. Para tratar de ayudar nosotros ponemos a mano nuestro diccionario de términos económicos, que es un buen primer paso para comenzar.

Hay muchos rumores que se pueden desmontar haciendo cuentas sobre los salarios de los jugadores involucrados. Estas cantidades pueden encontrarse en diversas páginas como Hoopshype, Spotrac o BasketballInsiders, siendo estos últimos bastante fiables. Sin entrar en fórmulas, en la mayoría de los casos basta con comprobar si las cantidades económicas incluidas por cada franquicia son similares.

Se permite cierta discrepancia según cada caso, pero si ves un rumor que dice que los Lakers podrían traspasar a LeBron James por Luka Doncic, y compruebas que el primero cobra 35,6 millones y el segundo 6,5 millones… lo más probable es que sea puro humo.

Si no se quiere o no se sabe hacer la cuentas, lo más rápido es usar una herramienta como el NBA Trade Machine de ESPN. Seleccionas las franquicias, eliges a los jugadores, le das a Try This Trade y te dirá si cumple con las normas salariales o no.

Según el interés que exista detrás del rumor

Cuando se publican rumores o breaking news siempre conviene hacer el sano ejercicio de plantearse qué intereses puede haber detrás de esa filtración. Porque ya lo hemos dicho, siempre hay un interés detrás de un rumor.

Con los periodistas fuertes el interés puede ser tan básico como proporcionar información a cambio de que el reportero de una buena imagen tuya o de tu franquicia. Adrian Wojnarowski, por ejemplo, siempre tiene la información más rápida sobre los Houston Rockets. Casualidad o no (no), Daryl Morey es un invitado recurrente en sus podcasts, y al que Woj proporciona un altavoz cuando lo necesita, como en su beef con Mark Cuban, o en la ocasión en la que Royce White atacó públicamente a los Rockets por lo que consideraba falta de tacto con sus problemas de ansiedad. Hoy por ti, mañana por mí. Algo que también sucede con Ramona Shelburne, una gran periodista que en ocasiones, sin embargo, parece la portavoz oficial de Jeanie Buss (Lakers).

Pero eso solo lo pueden hacer los periodistas poderosos, solo ellos tienen la influencia necesaria para cambiar la opinión pública con un artículo. El resto de conseguidores de rumores tiene que plegarse a otros intereses (con los que lidian también los poderosos).

Cuando llega el mes de julio y Michael Schotto publica que ha habido 5 franquicias que han contactado con Fulanito Brown, que es agente libre, ¿quién está detrás de ese rumor? Fácil, el agente del jugador. Filtrar que hay 5 equipos interesados en tu cliente crea la sensación pública de que tiene un fuerte interés detrás. Que parezca que hay mucho interés refuerza su posición negociadora. Si tienes una posición negociadora fuerte, tienes más probabilidades de llevarte más dinero. Casi todos los rumores sobre agentes libres nacen de un agente que intenta fortalecer el mercado de su cliente.

La cosa es más complicada con los rumores de traspaso. Ahí hay que profundizar un poco más, y depende mucho del lenguaje que se emplee. En las siguientes semanas vamos a ver rumores del tipo «fuentes de FakeDiario dicen que hay cuatro franquicias que han mostrado interés en hacerse con Chris Paul por medio de un traspaso». En este caso Chris Paul es un jugador que sabemos que está en el mercado, y que los Oklahoma City Thunder quieren encontrar un traspaso. Esto sería un claro intento de esa franquicia de crear un mercado para ese jugador del que quieren deshacerse.

Pero también pueden ser otras franquicias las que filtren rumores sobre jugadores rivales. O sus propios agentes, de nuevo. La técnica que no suele fallar es la de preguntarse quién sale ganando cuando esa filtración se hace pública.

Los rumores NBA son muy divertidos, y en buena parte son algo que añade gran atractivo a la liga. Pero muchos de ellos no son fiables, y el fan NBA inteligente es aquel que va un poco más allá y filtra cuáles puede creerse, y a cuáles no debe hacer caso.

Ya está a la venta el nuevo número de Gigantes, el de noviembre. Una edición muy especial, con una amplia cobertura al anillo de los Lakers en las Finales de la NBA, pero que no se queda ahí. Por menos de 5 euros, incluye lo siguiente:

-Revista Gigantes noviembre

-Póster con la portada tamaño 39×30

-Postal de regalo con la portada y código de descuento Domino’s

-Gigantes Junior: 25 talentos que pueden marcar el futuro del baloncesto español

Los suscriptores también recibirán todo eso sin coste adicional ninguno, en un número muy amplio para rememorar un anillo especial, el de los Lakers de LeBron y Anthony Davis. Para analizarlo, textos de firmas de primer nivel: Gonzalo Vázquez, Piti Hurtado, Andrés Monje, David Sardinero, Jose Ajero, Raúl Barrigón, Guille Ortiz o Lartaun de Azumendi.

Foto: Fadeaway World