NBAEstás viendo//Irving no se corta: contesta a los fans de Boston tras llamarle "cobarde" por no jugar
Irving no se corta: contesta a los fans de Boston tras llamarle «cobarde» por no jugar

Irving no se corta: contesta a los fans de Boston tras llamarle «cobarde» por no jugar

El sustituto de Irving en Boston, Kemba Walker, está haciendo historia: firma números no vistos en décadas tras seis partidos en el TD Garden.

El baloncesto es un hobby. Enorme, pero no deja de ser un juego. Así piensa Kyrie Irving a pesar de ser uno de los mejores jugadores de la NBA. Y nada va a cambiar su parecer a pesar de tener que vivir (en la distancia, eso sí), episodios duros como el vivido esta pasada noche en el encuentro que su equipo, los Brooklyn Nets, perdieron ante los Boston Celtics (121-110).

Así fue todo

Los de Massachusetts siguen acumulando victorias y buenas sensaciones. Kemba Walker, destacadísimo (39 puntos). Su sobresaliente actuación quedó algo eclipsada por los hechos sucedidos durante y después del duelo en el TD Garden. Y es que los fans del equipo de Brad Stevens la tomaron con Kyrie Irving… a pesar de que no estuvo presente en la cancha con su nueva franquicia.

Los problemas físicos que sufre (tendinitis en su hombro derecho) hicieron que no viajara con sus compañeros con el propósito de recuperarse mejor de sus dolencias. Y claro, no iban a faltar las reprimendas del que fue su público. Desde la presentación de jugadores, fue abucheado y se usó un «¡Kyrie apesta!» cada vez que Jarret Allen visitó la línea de tiros libres, a la vez que le consideraban un cobarde por no presentarse en el partido.

Irving responde

Los intentos de poner paz tampoco le sirvieron al playmaker, ya que su respuesta no se ha hecho esperar. En un enorme mensaje publicado en su Instagram, se ha dedicado a lo que os decíamos antes, argumentar su marcha con explicaciones sobre el concepto de este deporte: un juego. Es algo que decidió, a pesar de dar su palabra de renovar con los Celtics, tras la muerte de su abuelo:

“Noches como la de hoy solo demuestran que el mundo del deporte es y siempre será ignorante y molesto. Es un gran show, pero significa muy muy poco en el mundo real porque hay cosas en la vida de la gente que importan mucho más. Hay una vida más allá de si una pelota entra en un maldito aro, como aprender a madurar en un mundo basado en tu nivel de popularidad como persona o ejercer de líder de una familia después de sufrir la muerte de alguien y no saber cómo lidiar con ella. Pero supongo que estos partidos importan más que la salud mental de alguien, ¿verdad?”.

“¿Hay que darlo todo por los aficionados y la franquicia que tanto te quieren?” continúa. “Es un juego que se vende como una experiencia para los espectadores a costa de las personas de verdad. Luego lo sueltan todo en las redes sociales creyendo que sus opiniones tienen peso entre quienes pueden cambiar las cosas, pero no es más que un truco. Yo siempre estaré dispuesto a dar un paso adelante y decir la verdad, y una vida con un propósito y espiritualmente dirigida siempre valdrá más que lo ocurra en cualquier evento deportivo. Este juego no va sobre el drama sino sobre el amor, ya que el amor por el arte es lo único que mantiene a las personas puras en el circo del mundo del entretenimiento. No caigas en el juego que ponen frente a ti, porque nunca será tan importante como la vida”.

Y a pesar de que Brad Stevens intentó calmar los ánimos tras el choque con un «he dicho muchas veces que realmente disfruto de Kyrie y no le deseo nada más que lo mejor», los aficionados de Boston no pensaban ni piensan lo mismo. «Sse tomó la mejor decisión para todo el mundo, por lo que nadie en Boston debería quejarse o abuchear”, argumentó Brown al final del partido.

Kemba, en un estado de forma impresionante

En Boston, fuera de este culebrón, no deben andar muy tristes con el jugador que le ha sustituido, Kemba Walker tras 17 partidos y 13 victorias. En el TD Garden, Kemba se ha estrenado con 180 puntos en seis partidos. Nadie lo hacía desde hace un cuarto de siglo. El último, en 1994. Su nombre te sonará, un tal Dominique Wilkins.

Y ojo, que el viernes hay otro choque entre Brooklyn y Boston, esta vez en casa de los Nets. ¿Ahí sí que estará Irving?

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)