NBAEstás viendo//Jamal Crawford, a seguir la estela de Carmelo: sin equipo... pero sin retirada
Jamal Crawford, a seguir la estela de Carmelo: sin equipo… pero sin retirada

Jamal Crawford, a seguir la estela de Carmelo: sin equipo… pero sin retirada

Jamal Crawford, un clásico de la NBA en los últimos veinte años, se encuentra sin equipo pero se resiste a la retirada.

Jamal Crawford lleva jugando al baloncesto en la NBA desde el siglo pasado. En 2000 entró a formar parte de la mejor liga del mundo y hasta ahora ahí había estado, al pie del cañón y siendo uno de los estandartes de eso que llaman el sexto hombre. Un suplente de lujo al que ahora, veinte años después, el paso del tiempo y la propia inercia de la competición han dejado fuera de escena.

Ahora mismo se encuentra sin equipo, pero él no pierde la fe. «Melo ya tiene equipo, ahora toca que alguien fiche a Jamal Crawford», escribía C.J. McCollum en fechas recientes. Y es que el ejemplo de Carmelo Anthony es el que ‘J-Crossover’ tiene más a mano: tener que hacer una travesía en el desierto para morir matando, retirándote del baloncesto y no al revés. 

¿Y por qué no puede volver Jamal Crawford?

El héroe de Seattle ha demostrado con números que sigue teniendo gasolina, mucho que dar. A partir de su tercera temporada en la Liga, cuando estaba en los Bulls, empezó a despuntar y ya no frenó. Desde 2002 a 2008, en Chicago y Nueva York, promedió 16,3 puntos por encuentro. Fue afinando los porcentajes en tiros exteriores, con especial hincapié en los 3+1 que le hacían mágico por momentos (manejo de street-ball aparte, que estaba a la altura muy pocos), y en Atlanta se transformó: empezó a salir como suplente pero con una influencia brutal.

Las batallas con Manu Ginobili y Lou Williams por el premio de Sexto Hombre del Año han sido una constante durante la última década. Él ganó tres de esos premios. En los Clippers, su última gran etapa, fue uno de los que con más ahínco intentó hacer brillar a una franquicia que parecía que lo tenía todo en plantilla para asaltar el trono. En Minnesota firmó como agente libre y siguió por encima de la decena por encuentro, pero empezó a olerse algo. La llamada en el verano de 2018 se eternizó, había rechazo pese a todo lo que había dado. Con los Suns firmó ya en octubre, a las puertas de una nueva temporada (por ahora, su última en activo). 

En el conjunto de Arizona bajó el nivel, sólo llegó al 7,9 tantos anotados, pero dejó una prueba final de la calidad que atesora y lo que todavía tiene dentro de sí. Aprovechó el último enfrentamiento de la fase regular, para algunos de relax y más si vemos qué hicieron los Suns en la pasada campaña, para lanzar un órdago con 39 años: ¡51 puntos en Dallas, superando un récord del Michael Jordan de los Wizards! Si aquello fue el broche, menudo broche. Pero él espera tener otra oportunidad más.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)