NBAEstás viendo//Jason Kidd: de volver a casa llorando por culpa de Gary Payton a entrar en el Hall of Fame
Jason Kidd: de volver a casa llorando por culpa de Gary Payton a entrar en el Hall of Fame

Jason Kidd: de volver a casa llorando por culpa de Gary Payton a entrar en el Hall of Fame

Cuando Jason Kidd llegó a la NBA lo hizo ya como todo un fenómeno de masas para la época. Por aquel entonces (1994) no había Internet en las casas y mucho menos redes sociales, pero Kidd ya era capaz de meter a 12.000 personas en lo que hoy es el Oracle Arena para ver sus partidos de instituto con St. Joseph.

Lo que aquellos fans desconocían era la gran cantidad de preparación que realizaba aquel joven base, especialmente cuando se entrenaba con Gary Payton, quien ya era una estrella de la NBA. El líder de los Sonics no era precisamente blando con él.

Oh, hubo lágrimas, contaba Jason Kidd en un reportaje de ESPN. “Mis padres me preguntaban qué iba mal y yo decía que debería elegir un deporte diferente porque no era muy bueno en este. No me dejaba anotar. Me decía que no iba a anotar… que era blando y que no era suficientemente bueno. Y para un chico de instituto que se suponía que iba a ser un gran jugador, era algo difícil de tragar, te hacía ser humilde. Así que estaba al borde, o dejarlo o ser fuerte y seguir intentando encontrar la manera de anotar”.

Aquellos métodos tuvieron su resultado. Kidd se convirtió en uno de los mejores jugadores de la NBA y también es considerado uno de los mejores bases de todos los tiempos. En sus mejores años lideró a los New Jersey Nets a dos Finales de la NBA consecutivas, destacando por su capacidad para sumar triples dobles. Ahora mismo es el cuarto jugador que más acumula en la historia con 107, por detrás de Oscar Robertson (181), Magic Johnson (138) y Russell Westbrook (131).

Kidd, que acaba de cumplir 46 años y que finalmente consiguió su anillo de campeón con los Dallas Mavericks en 2011, también desmintió la historia que dice que fue traspasado por los Mavs en 1996 a los Suns por culpa de un lío amoroso entre Kidd, Jim Jackson y la cantante Toni Braxton.

“No es verdad”, dijo Kidd. “Nunca fue verdad. Nunca conocí a esa mujer. Nunca fue verdad. Es algo que empezó a contarse y ella le dio algo de vida, y supongo que sus comentarios tampoco ayudaron. Ni siquiera sé si Jim Jackson salió con ella. La gente siempre me pregunta sobre eso. Nunca conocí a la mujer y nunca pensé que fuera a hacerlo, pero de alguna manera salió la historia”.

Jason Kidd fue introducido el pasado año en el Salón de la Fama de la NBA, después de una carrera en la que fue diez veces All-Star, formó parte seis veces de los mejores quintetos de la Liga, nueve en el caso de los defensivos y lideró la Liga en asistencias cinco años… entre muchos otros reconocimientos.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)