NBAEstás viendo//Se cumplen 15 años de la tangana más infame de la NBA. Un NBA cuenta cómo participó con 8 años...
Se cumplen 15 años de la tangana más infame de la NBA. Un NBA cuenta cómo participó con 8 años…

Se cumplen 15 años de la tangana más infame de la NBA. Un NBA cuenta cómo participó con 8 años…

Se cumple el aniversario de una imagen que avergonzó a la NBA.

Pelea Palace. Uno de los acontecimientos que mas sonrojan a la NBA. Y dos palabras que juntas te llevan a una misma imagen.

Un episodio terrible, que ha marcado el baloncesto moderno. El 19 de Noviembre de 2004, en Detroit, tuvo lugar un partido que pasó a la historia en sentido negativo. Un duelo en el que se produjo una multitudinaria pelea que derivó en las sanciones, deportivas y económicas, más severas de la historia de la NBA.

Los Detroit Pistons, vigentes campeones, y los Indiana Pacers (que cayeron ante los de Michigan en la última Final de Conferencia) llevaron el contacto físico al extremo tras una dura falta de Ron Artest sobre Ben Wallace, a la que éste último respondió empujando al infractor y que provocó una tangana entre jugadores de ambos equipos. Sin embargo poco después el altercado fue aún más allá. Un aficionado local entró en acción lanzando un vaso a Artest, circunstancia que hizo perder el control al alero de los Pacers y trasladó la pelea a la grada, ante el asombro de los allí presentes.

El dantesco resultado, con múltiples jugadores y aficionados involucrados, acabó teniendo una durísima respuesta por parte de la NBA, que sancionó a cuatro jugadores de los Pistons y cinco de los Pacers, llegando al límite máximo con Artest, al que se le impidió jugar durante 72 partidos y recibió una multa de más de 5 millones de dólares por lo sucedido.

Una jornada negra en la historia de la Liga, punto de inflexión para incrementar la seguridad en los pabellones. Un bochorno global. Así fue la Pelea Palace:

No queda ya ningún jugador en activo que participase en aquel combate… o al menos que lo hiciera desde la pista, porque sí que hay un jugador de la NBA que ha confesado recientemente que participó en uno de los episodios más lamentables de la historia de la liga:  Josh Jackson, que pertenece a la plantilla de los Memphis Grizzlies, asignado a los Memphis Hustle de la G League

Así lo relató Jackson en The Undefeated:

Yo estuve allí. 

Tenía 8 años. Estaba sentado cerca de la mitad de la pista, sobre la fila 20. Recuerdo ver a mucha gente peleándose. Recuerdo a Jermaine O’Neal llevarse un golpe con una silla. Ese es uno de mis recuerdos más claros. Recuerdo a Ron Artest tumbado en la mesa de anotadores y a alguien tirándole una bebida. 

Yo miraba a mi alrededor y todo el mundo lanzaba algo a la pista. No voy a mentir, yo tiré una botella de agua. ¿Por qué? Era mi equipo. Era dan de los Pistons. ¿Qué? Los Pacers llegaron dando puñetazos a mis jugadores favoritos. No podía permitirlo. 

No sabía qué pensar o qué hacer. Mis padres me protegían, se pusieron delante de mí. No había nada que pudiéramos hacer. No tenía miedo, no pensaba que nadie me fuera a atacar. 

No nos fuimos hasta después de que Jermaine O’Neal se llevara el golpe con la silla. Las cosas se calmaron después de eso. En aquel momento no me daba cuenta de lo grande que había sido aquello. Unos días después vi las sanciones y las multas. Ahí fue cuando pensé «esto es una locura»». 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)