Oficial: Juancho Hernangómez, a los Celtics. ¿Qué se encontrará en Boston?

Oficial: Juancho Hernangómez, a los Celtics. ¿Qué se encontrará en Boston?

Segundo traspaso del verano para Juancho Hernangómez.

Después de ser enviado por los Minnesota Timberwolves rumbo a los Memphis Grizzlies, estos le traspasan ahora a los Boston Celtics. La operación, según señala Adrian Wojnarowski, sería a cambio de Kris Dunn, Carsen Edwards y un cambio de segundas rondas en el 2026. El traspaso no se hará oficial hasta el 15 de septiembre.

 

Está siendo un verano agitado para Juancho Hernangómez. Primero, unos problemas físicos pusieron en jaque su presencia en los Juegos, algo –su ausencia- después confirmado una vez que los Wolves, su franquicia entonces, se negasen a dejarle competir en la cita asiática. Juancho, que había firmado un contrato de 21 millones de dólares por tres años (el tercero opcional) con Minnesota unos meses antes, acabaría saliendo de los Wolves hace poco más de una semana, traspasado a los Grizzlies. No ha sido su última parada.

Brad Stevens ha realizado un movimiento que acaba con el español en los Celtics. A cambio, ponen rumbo a Memphis los bases Carsen Edwards y Kris Dunn. Además, habrá un intercambio de segundas rondas entre ambas franquicias en 2026.

¿Qué se encuentra Hernangómez en Boston?

La titularidad es prácticamente remota, en una estructura en la que Marcus Smart, Jaylen Brown y Jayson Tatum copan espacio en las alas, con los dos puestos restantes en previsión para otro manejador de balón y una presencia interior. Eso sí, desde el banquillo Juancho puede tener espacio en una rotación, la del tres y el cuatro, en la que sus características pueden hacerle ganarse minutos.

Semi Ojeleye, opción de rotación los pasados cursos, ha salido de Boston. Sí permanecen tanto Grant Williams, de interesante valor defensivo, como Aaron Nesmith, que cumplirá su segundo año en la Liga. El punto positivo es precisamente ese, la competencia en las alas desde el banco no es enorme. El negativo, por otro lado, también es claro: tanto Brown como Tatum estuvieron por encima de los 34 minutos de media por partido el curso pasado. Es decir, el rol que puede aguardar es limitado. Aunque eso, en tal contexto, no debe ser entendido como algo perjudicial: encontrar su papel puede hacerle valioso desde el banco.

Tras unas fantásticas sensaciones en Minnesota justo antes de que llegase la pandemia y detuviese la competición (42% de acierto al triple), Juancho vivió un último curso irregular, traducido sobre todo en un descenso de sus porcentajes exteriores (32.7% en el triple global, 34% en triples tras recepción), que le restó presencia (17 minutos por encuentro).

Por ahí, por ese acierto exterior, puede estar una clave para que el español se gane la confianza del nuevo técnico, Ime Udoka, dentro de una estructura en la que cuatro hombres jugarán de cara al aro (puede que incluso cinco en ciertos tramos, con el regreso de Al Horford) y en la que múltiples compañeros pueden generarle buenos lanzamientos (tanto Smart como Tatum y Brown encuentran al hombre libre con facilidad).

La presencia física y en el rebote defensivo del español puede ser otro punto a su favor, dentro de un equipo no puntero capturando balones en su propio aro durante las últimas campañas. En caso de que no hubiese más movimiento con Hernangómez, los Celtics representan una buena oportunidad para él: son un equipo competitivo, con múltiples defensores de muy buen nivel, que pueden generarle espacio para ejecutar y, pese a no producirle una autopista en forma de minutos, sí pueden consagrarle en un papel de alero de rotación que se adapta a sus cualidades.