Justin Anderson, el jugador que ha hecho historia para mal en la NBA

Justin Anderson, el jugador que ha hecho historia para mal en la NBA

¿Recuerdan el dicho El que la sigue la consigue? Pues con Justin Anderson el vaticinio no se ha cumplido. En un partido sin nada en juego en la burbuja (tanto Brooklyn Nets como Orlando Magic tenían asegurada plaza en playoffs en el Este como séptimos y octavos, respectivamente) Justin Anderson fue el protagonista del choque y de manera negativa. Y es que, literalmente, el alero de los Nets no vio aro desde el perímetro, a pesar de que lo intentó en un buen número de veces. De hecho, igualó un récord negativo de fallos (0/12) en la NBA desde el triple.

Brook López, Eric Gordon y Justin Anderson, los ‘elegidos’ 

El de Virginia acabó con un 1/15 en tiros de campo, anotando tan sólo 2 puntos en 31 minutos sobre la cancha. Unos números magnificados por su nulo acierto desde la larga distancia, que empató en intentos sin fructificar con Brook López y Eric Gordon. Ambos han sido los otros elegidos que han firmado un 0/12 desde el triple en un partido NBA. Antoine Walker (2011), Trey Burke (2015) e incluso Stephen Curry (2017), están cerca tras fallar 11 triples en su momento.

Justin Anderson no recordará el choque que su equipo ganó a los Magic (108-96) a pesar de que en la burbuja ha visto incrementada su cuota de protagonismo en los Nets (claro está, por la plaga de lesiones que tienen) tras un curso, hasta el confinamiento, en el que prácticamente no rascó bola.

El duelo ante Orlando ha sido tan sólo el noveno que disputa en la 19/20 un jugador de 26 años y 1,98 de altura, que ha pasado incluso de la decena de puntos en una ocasión en la burbuja (11 ante Milwaukee) y que presentaba hasta la fecha el mejor porcentaje de triples en su carrera (33%, igualando el que firmó con Philadelphia en la 17/18) en su sexto curso en la NBA.

Dallas y Atlanta, los otros equipos de este número 21 del Draft de 2015 que ha tenido paso por la G-League y que acumula 225 choques en la competición americana. Todo esto había pasado hasta el encuentro ante el equipo de Steve Clifford, en el que, literalmente, no metió una para igualar un registro histórico, por lo negativo, en la NBA.