NBAEstás viendo//Karl-Anthony Towns será baja indefinida. ¿Qué supone y cómo queda el futuro de los Timberwolves?
Karl-Anthony Towns será baja indefinida. ¿Qué supone y cómo queda el futuro de los Timberwolves?

Karl-Anthony Towns será baja indefinida. ¿Qué supone y cómo queda el futuro de los Timberwolves?

Karl-Anthony Towns tiene una lesión en el menisco que le podría alejar de las pistas por un tiempo indefinido, lo que abre un mar de dudas en los Timberwolves.

Karl-Anthony Towns, una de las estrellas y All Star de los Minnesota Timberwolves, estará de baja de tiempo indefinido. Según informaron varios insiders de la prensa estadounidense, el jugador dominicano sufrió un desgarro en el menisco de la pierna izquierda y por ahora, a falta de más pruebas y conocer el impacto de la lesión, tendrá que alejarse de las pistas por un tiempo. El que fuera nombrado para el equipo All Star de la conferencia Oeste el pasado mes de febrero será una baja importante para Minnesota, que busca defender la primera posición del Oeste ante Oklahoma City Thunder y Denver Nuggets.

Por las últimas 24 horas, Towns ha estado reuniéndose con diferentes expertos y especialistas para recoger opiniones sobre su lesión. El dominicano no ha viajado con el equipo en la gira que Minnesota acaba de empezar, primero por el midwest de los Estados Unidos y posteriormente por California y Utah antes de volver a Minneapolis el 19 de marzo. La franquicia y el jugador han decidido que Towns pase por quirófano a principio de la próxima semana para tratar el problema, con la primera reevaluación a las cuatro semanas de la operación. Según Adrian Wojnarowski, se espera que pueda volver para los playoffs de la conferencia Oeste, pero es la solución que mejores opciones aporta a largo plazo. Una solución más conservadora implicaría buscar únicamente rehabilitación sin cirugía, sobrecargando la pierna a la larga.

Pero el que fuera nombrado Rookie del Año en 2016 ha sido una pieza clave en las aspiraciones de Minnesota, que ha sido una de las grandes sorpresas de la temporada y está entre los favoritos al título. La franquicia está rozando el 70% de victorias, algo que solo habían logrado en 2004 y liderados por Kevin Garnett, MVP de la temporada. Aquel año, los Timberwolves llegaron a finales de conferencia antes de caer a manos de Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal 4-2. La incertidumbre en la conferencia, con ninguno de los equipos mostrando al mismo tiempo fiabilidad y experiencia, con los Nuggets al margen, deja el Oeste muy abierto y el billete a las finales como algo posible esta misma temporada. Con Karl-Anthony Towns disponible, por supuesto.

En los últimos cuatro partidos, Towns ha promediado solo 16 puntos, cuando venía anotando 22,6 con 8,5 rebotes por noche antes de la lesión. Se perdió el duelo ante San Antonio el pasado 27 de febrero y desde entonces, no ha sido el mismo, algo que los Timberwolves han notado. Perdieron ante Sacramento y Clippers, ambos en casa, y pudieron ganar a Memphis y Portland por solo nueve y cinco puntos respectivamente pese a ser dos equipos de la parte baja de la clasificación. Y aun así, en parte por las derrotas de Oklahoma y Denver, los Wolves habían mantenido la primera posición del Oeste con un balance de 43-19 (69,4% de victorias), empatados con Oklahoma y un partido por delante de los campeones.

Pero la lesión no solo tiene implicaciones deportivas, sino también salariales. Minnesota es uno de los equipos que más dinero está gastando en contratos, superando los $197 millones esta temporada, solo por detrás de Golden State Warriors y LA Clippers. La diferencia entre los dos equipos californianos y Minnesota es que, o bien han sido campeones en los últimos años, o bien su propietario es el más rico de la NBA con diferencia. Y para más inri, los Timberwolves están en mitad de un proceso de compra por parte de Marc Lore y el que fuera estrella de la MLB, Alex Rodríguez. El proceso inició en 2021 con un 20% y está previsto acabar este mes de marzo, con Lore y ARod controlando el 80% de la franquicia y de las Minnesota Lynx de la WNBA.

Con ellos dos, Minnesota ha conseguido estabilidad, a Tim Connelly como presidente de operaciones, traspasaron por Rudy Gobert y tienen un equipo con proyecciones de ser candidato al anillo, pero existe el riesgo de entrar en el segundo apron demasiado pronto. La llegada del nuevo convenio colectivo fue un golpe duro para la franquicia, que tiene más de $180 millones garantizados para el próximo año, a solo nueve de superar el segundo límite, en solo siete jugadores. 107 de esos 180 millones están comprometidos a jugadores interiores: Rudy Gobert, Naz Reid y el propio Karl-Anthony Towns, algo inusual en la NBA actual. A principio de temporada la rotación de pívots de Minnesota era una de las grandes dudas, pero tanto el rendimiento de Gobert en defensa como el nivel de Reid desde el banco han apagado muchas.

Ahora la lesión de Towns vuelve a poner sobre la mesa la realidad financiera del proyecto, con el foco en un posible movimiento del dominicano si no hay resultados a corto plazo. El curso pasado ya se perdió 52 partidos, aunque estuvo disponible para la serie de playoff ante Denver, y los nuevos problemas físicos reabren el debate. ¿Es posible crear un equipo alrededor de Anthony Edwards con Karl-Anthony Towns cobrando más de $50 millones al año? La NBA, esa liga donde pese a ir primero, se te agolpan los problemas.

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Desliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)