Kevin Garnett quiere ser propietario y comprar los Minnesota Timberwolves

Kevin Garnett quiere ser propietario y comprar los Minnesota Timberwolves

Un grupo inversor encabezado por Kevin Garnett se presenta como principal aspirante en la carrera por comprar los Minnesota Timberwolves

Kevin Garnett se ha unido a un grupo inversor con la intención de comprar los Minnesota Timberwolves. Según informa Shams Charania (The Athletic), la leyenda del conjunto de Minny llega a la carrera por hacerse con la franquicia con la idea de mantener el equipo en la ciudad, que es una de las premisas del actual propietario, Glen Taylor, a la hora de vender.

Hablar de Kevin Garnett es hacerlo del mejor jugador de la historia de los Wolves, con los que fue MVP en la temporada 2003-04, y su candidatura suena como una de las de mayor peso. El propio ex jugador ha declarado sus intenciones en su cuenta oficial de Twitter: «Mi pasión por convertir a los Minnesota Timberwolves en un equipo campeón es algo bien conocida por todos, pero tengo incluso  más afecto por la ciudad de Minneapolis. Quiero ver otra vez a Minneapolis como la ciudad diversa y acogedora que sé que es. No hay dos personas que quieran más la ciudad que Glen Taylor y yo. Esperamos trabajar con él para alcanzar mi sueño».

Glen Taylor tiene intención de negociar la venta de los Minnesota Timberwolves a partir de ofertas de más de 1.200 millones de dólares, un valor supuestamente inferior al real de la franquicia. El motivo no es otro que la obligación de mantener el equipo en su ciudad y además hacerse cargo de las Minnesota Lynx de la WNBA. Si esas dos condiciones no habría venta.

Kevin Garnett jugó en los Minnesota Timberwolves la mayor parte de su carrera. La franquicia le eligió en el puesto #5 del Draft de 1995 y estuvo en los Wolves hasta 2007, cuando se convirtió en agente libre y fichó por los Boston Celtics. Allí ganó el título que nunca consiguió en Minny, donde regresó para la temporada 2014-15 tras su paso por los Brooklyn Nets. Jugó 4 partidos de aquella campaña y 38 de la siguiente, para finalmente retirarse con el uniforme de su primer y amado equipo.