Kevin Garnett no quiere que los Wolves le retiren el número. Te lo explicamos

Kevin Garnett no quiere que los Wolves le retiren el número. Te lo explicamos

Los Minnesota Timberwolves barajan retirar el dorsal de Kevin Garnett, pero 'The Big Ticket' no quiere trato con el propietario del equipo

Tras ser incluido en el Hall of Fame, los Minnesota Timberwolves tienen idea de retirar el número 21 de Kevin Garnett, pero al jugador no le hace ninguna gracia la intención del que fuese su primer y último equipo en la NBA. KG aterrizó en el baloncesto profesional directamente desde el instituto, siendo elegido por los Wolves en el puesto número #5 del Draft de 1995. Allí jugó hasta 2007, cuando fichó por los Boston Celtics. En 2015, después de un breve paso por los Brooklyn Nets, regresó a Minnesota para jugar una temporada y retirarse en 2016. Sin embargo el recuerdo de su salida no es precisamente bueno para el jugador, empañando las 14 de las 21 temporadas de su carrera que estuvo en este equipo.

Kevin Garnett tiene una espinita clavada y no perdona a Glen Taylor, propietario de los Wolves, la forma en que acabó todo antes de colgar las botas. «Glen sabe dónde estoy. Lo primero es que no es una persona auténtica. Lo segundo es que está recibiendo mucha presión de los aficionados y, supongo, que de la comunidad de allí. Glen y yo nos entendimos bien antes de que Flip Saunders muriese. Cuando eso pasó, nuestro entendimiento se fue con Flip», explica Garnett en una entrevista para The Athletic, haciendo referencia a la forma en que perdió relación con el Taylor tras el fallecimiento del que fue presidente de la franquicia. «Por eso, no perdonaré a Glen. No lo haré. Pensé que era una persona directa, un hombre de negocios directo, y cuando Flip murió, todo se fue con él».

Cuando Kevin Garnett regresó a los Minnesota Timberwolves en 2015, de la mano de Flip Saunders, ambos acordaron que el jugador se convertiría en propietario minoritario de la franquicia. Cuando Flip murió, los Wolves siguieron por un camino distinto al que estaba marcado y KG se retiró tras varias desavenencias con Glen Taylor. «Valoro mis años en Minnesota y en esa comunidad. Pero en este momento, no quiero ningún trato con Glen Taylor o Taylor Corp., ni nada que tenga que ver con él. Amo a mis Timberwolves, siempre amaré a mis muchachos, siempre amaré a las personas que estuvieron conmigo. Siempre tendré un lugar especial para la ciudad de Minneapolis y el estado de Minnesota en mi corazón. Pero no hago negocios con serpientes. No hago negocios con las madres de las serpientes. Trato de no hacer negocios con las serpientes abiertamente o las personas que son como serpientes», comentó ‘The Big Ticket’.