NBAEstás viendo//'La generación KOBE y el MITO de los (casi treintañeros)'. El editorial de David Sardinero...
‘La generación KOBE y el MITO de los (casi treintañeros)’. El editorial de David Sardinero…

‘La generación KOBE y el MITO de los (casi treintañeros)’. El editorial de David Sardinero…

Este articulo fue publicado en la Gigantes de abril de 2016, especial de Kobe Bryant

No conozco la NBA sin Kobe Bryant. Y explico esta frase, que así de primeras igual asusta un poco. Para mí, y creo que para toda una generación, la que ronda/tiene/disimula los 30, Kobe siempre ha estado en la NBA. Y pongo un ejemplo.

Alguien que haya nacido en 1987 tenía 9 años cuando Kobe Bryant llegó a la liga, en 1996. Lo más normal es que a esa edad todavía no le llegaran muchas nociones de lo que era la NBA. Ni siquiera se había estrenado Space Jam y no recordará los anillos de Michael Jordan. No había Twitter, ni Vine, ni Instagram. Y ese joven todavía no trasnochaba. Los primeros contactos con la NBA y el basket americano posiblemente llegasen con los videojuegos. En el ordenador o en las primeras PlayStation. Y ahí estaba Kobe. Y era de los buenos, con los que molaba jugar.

Algunos años más tarde esos mismos jóvenes empezaron a trasnochar y a ver NBA. Con Montes, con Daimiel, con la llegada de Pau Gasol a Memphis… y con Kobe. Y aunque era un chupón, sí, molaba verle jugar. En los primeros contactos con la NBA, con los partidos en horario de otro continente, con el salón a oscuras y muchas veces a escondidas, siempre esperabas a que Kobe la liara en el partido. Que metiera triples imposibles, canastones a la media vuelta o todo a la vez en tres o cuatro jugadas distintas. También estaban Iverson, McGrady, Vince Carter, Duncan…, pero Kobe era diferente.

Ese joven posiblemente sí que se quedó despierto hasta las seis de la mañana para ver en directo el primer anillo de Pau, con Kobe. Y ahora se va. Por primera vez, lesiones aparte, esa generación vivirá a partir de la próxima temporada una NBA sin Kobe. Este mes he preguntado a muchas personas, casi todos mayores que yo, dónde situarían a Kobe en la historia de la NBA. Y es curioso, porque para casi ninguno está en el Top 5 de la historia de la NBA. Ahí suelen entrar los Magic, Jordan, Larry Bird, Russell… Incluso Abdul-Jabbar o Chamberlain.

Curioso, porque pienso que quizá en nuestra generación Kobe ha ejercido un efecto de fascinación o embrujo diferente. Porque siempre ha estado ahí, porque hacía cosas que nunca habíamos visto o porque con él podías meter 40 puntos en un videojuego sin ser Outconsumer. Algo parecido a lo que les debe pasar ahora a los más pequeños con Stephen Curry o a los ochenteros con Magic. Ese joven que se acercó a la NBA de Kobe recordará dentro de unos años que vivió las animaladas de Curry y los anillos de Pau. Pero nos acordaremos de ese chupón de amarillo que siempre estaba. Porque esta generación de aficionados tiene dos partidos ‘estructurales’, de los que te acuerdas de dónde los viste: las dos finales olímpicas ante Estados Unidos. Y ahí también estaba Kobe. Te hemos admirado mucho, Mamba, pero hoy, el día de tu retirada, te odiamos un poquito, porque eres el primer mito verdadero de los (casi) treintañeros que siempre estuvo. Como tu camiseta, la del 8, en alguna balda del armario.

Y ahora no solo te retiras, también nos dejas. DEP Kobe.

 

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)