La cruz de los Mavs: ¿qué les pasa en los finales de partido? Radiografía de sus problemas

La cruz de los Mavs: ¿qué les pasa en los finales de partido? Radiografía de sus problemas

Los Dallas Mavericks están cuajando una buena temporada. Han confirmado su billete para los Playoffs en el Oeste, después de tres temporadas sin lograrlo. Y su registro de victorias-derrotas (40-29) les ha asegurado (como poco) la séptima plaza de cara a la fase final, una que será más particular de lo normal al no existir factor cancha. Pero una circunstancia deja una sensación amarga con los de Rick Carlisle, su campaña podría ser aún mejor de no sufrir constantes colapsos en los minutos finales de sus partidos, donde los Mavs naufragan.

Dallas ha perdido 23 de los 37 partidos en los que ha vivido situaciones de ‘clutch‘ (marcador de +-5 puntos en los últimos cinco minutos de un encuentro). Eso les coloca como el sexto peor equipo gestionando esos escenarios en toda la NBA, únicamente tras Pelicans, Warriors, Pistons, Wolves y Bulls, todos ellos equipos fuera de posiciones de Playoffs. No queda ahí, en partidos aún más ajustados (resueltos por 3 o menos puntos), su balance es de 2-9.

Los Mavs tienen el cuarto peor net rating (diferencial entre puntos a favor y en contra, cada 100 posesiones) en el ‘clutch’, con -17.6, pero destaca de forma excepcional su rendimiento ofensivo, quizás el punto esencial de su desastre ahí.

Y lo hace por un motivo: el dato global del ataque de Dallas esta temporada equivale al del ataque más eficiente de la historia de la Liga. Sus 115.8 puntos anotados cada 100 posesiones no han sido alcanzados por ningún otro equipo hasta la fecha, de hecho de terminar así la campaña batirían el récord de los Warriors (115, la campaña 2018-19). Sin embargo en finales de partido ese dato desciende hasta un dramático 93.7, con diferencia la mayor caída en la Liga y, de hecho, el segundo peor ataque en el ‘clutch‘.

Datos globales del ataque de Dallas:

  • Eficiencia: 115.8 (1º NBA)
  • Porcentaje en tiros de campo: 46.2% (13º)
  • Porcentaje en triples: 36.8% (9º)
  • Porcentaje en tiros libres: 77.4% (15º)

Datos del ataque de Dallas en situaciones de ‘clutch’

  • Eficiencia: 93.7 (29º NBA)
  • Porcentaje en tiros de campo: 36.7% (27º)
  • Porcentaje en triples: 21.4% (30º)
  • Porcentaje en tiros libres: 70.4% (28º)

A la hora de resolver ataques en esos cinco minutos finales, en los Mavs aparecen tres nombres por delante de los demás. Y sus datos explican la brutal caída:

  • Luka Doncic: 25/73 en tiros de campo (34.2%), con 6/38 en triples (15.8%)
  • Kristaps Porzingis: 14/45 en tiros de campo (31.1%), con 2/18 en triples (11.1%)
  • Tim Hardaway Jr: 10/34 en tiros de campo (29.4%), con 5/24 en triples (20.8%)

Entre los tres absorben el 62% de los lanzamientos de campo del equipo en los cinco minutos finales de partidos igualados (y el 63% de los tiros libres). Un dominio total de la ejecución ofensiva que está encontrando malos resultados. Los equipos rivales están preparandos para el plan y están logrando reducir a las principales armas del bloque de Carlisle, especialmente porque a medida que el reloj va bajando… el sistema se va simplificando: balón a Doncic.

El esloveno, cuajando globalmente una temporada espectacular (28.9 puntos, 9.3 rebotes y 8.8 asistencias), acapara el balón en el minuto final de un partido igualado, pero no está siendo capaz de resolver: 6/24 en tiros de campo en el minuto final de un partido igualado, incluyendo un terrible 1/17 en triples.

Habiendo llegado al ‘clutch’ en más de la mitad de los encuentros disputados, una ligera mejoría en ese ámbito haría de los Mavs una fuerza en el Oeste. Pero en una temporada plagada de buenas noticias, con un rendimiento colectivo fiable y consistente, la nota amarga la está poniendo su versión en ese ‘clutch’. Un problema a solucionar si quieren competir realmente en Playoffs.