La fantástica anécdota que cambió la carrera de Danny Green, uno de los secundarios más valorados en la NBA

La fantástica anécdota que cambió la carrera de Danny Green, uno de los secundarios más valorados en la NBA

Danny Green no siempre fue uno de los secundarios más valorados de la NBA, uno de los favoritos de los técnicos por su capacidad para aportar sin hacer mucho ruido. Tras cumplir ciclo universitario en North Carolina, universidad con la que ganó el torneo en 2009, su año senior, fue elegido en la segunda ronda del Draft de 2009, concretamente en el puesto 46 del sorteo. Pero sus dos primeros años en la competición dejaron ver poco optimismo: solo 20 partidos en su estreno con los Cavs, jugando únicamente seis minutos de media, antes de ser cortado. Y solo 8 encuentros con los Spurs en su segunda temporada. No estaba seguro de poder seguir en la Liga.

Así llegó al año 2011. Es ahí cuando entra en acción el técnico LeVelle Moton, que dirigía a la universidad de North Carolina Central desde 2009, dos años antes. Y que de hecho sigue ejerciendo como entrenador allí. Moton ha contado, en su cuenta de twitter, una anécdota con Green, realmente reveladora:

«En 2011, yo entrenaba a jugadores NBA cuando recibí una llamada de Danny Green. La llamada fue a medianoche y me dijo si podía reunirme con él en el gimnasio una hora después. En aquel momento Danny había sido cortado un par de veces por los Spurs. A los 5 minutos de estar entrenando, paré la sesión y le llevé aparte. ‘Estás perdiendo el tiempo entrenando para generar con combinaciones de movimientos, los Spurs tienen a tipos como Tim Duncan, Tony Parker o Manu Ginobili, a los que les pagan millones para hacer eso. Si quieres quedarte en el equipo, cuando te pasen el balón deberás meter al menos de 3 de cada 5 tiros una vez recibas’.

A partir de ahí, nuestros entrenamientos se simplificaron. Situaciones de recibir y tirar, 500 canastas. Las últimas 5 desde cada sitio no contaban si no entraban limpias. Me odió durante un tiempo pero pronto entendió el motivo de aquellos entrenamientos. Lo hicimos durante todo el verano. Después llegó a los Spurs y dejó el récord de triples en las Finales, ha ganado cerca de 60 millones de dólares en contratos… la lección es sencilla: En la NBA hay 450 jugadores, con 24 All-Stars… eso significa que existen 426 jugadores secundarios. Adapta tus entrenamientos al sistema en el que estarás integrado y conviértete en una estrella dentro de tu rol. Para quedarte en la NBA debes ser fantástico haciendo algo concreto».

Aquel verano cambió la carrera de Danny Green. Moton quería destacar el compromiso de Green para cumplir su rol y hacerse valioso desde un plano secundario. Desde entonces y hasta 2018 estuvo en los Spurs, con los que ganó el título de 2014. Y tras su salida en 2018, llegó a Toronto, donde también ganó el campeonato el curso pasado.

Ahora, con los Lakers, busca su segundo título seguido y el tercero en su carrera. Está considerado como uno de los mejores especialistas ‘3&D’ de la NBA, por su labor defensiva en el perímetro y su capacidad para anotar triples, sin absorber balón en ataque.