La historia de Ben Wallace y la depresión: la sufrió durante dos años después de su retirada

La historia de Ben Wallace y la depresión: la sufrió durante dos años después de su retirada

La salud mental ha sido durante mucho tiempo un tema tabú en el mundo del deporte, pero en el último año y con la NBA a la cabeza hemos visto como cada vez más jugadores se atrevían a dar el paso y a contar los problemas que habían tenido a lo largo de su carrera o después de ella. El último ha sido Ben Wallace, campeón de la NBA y mejor defensor de la temporada en cuatro ocasiones con los Detroit Pistons, quien aprovechó el Día Mundial de la Salud Mental para contar su historia en The Undefeated.

En el caso de Wallace. los problemas llegaron después de colgar las botas, cuando se encontró solo y sin nada que hacer al dejar el mundo del baloncesto. Wallace sufrió una depresión que le duró dos años en los cuales llegó a perder más de 20 kilos de peso. 

«El baloncesto prácticamente te controla la mente», contaba Wallace a The Undefeated. «Te lleva a un viaje con altibajos extremos. Te hace necesitarlo. Un día puedes ir y coger 20 rebotes y al día siguiente salir y coger solo 7 u 8. Y entonces estás ansioso esperando a la siguiente oportunidad para demostrar lo que vales. Cuando te retiras empiezas a sentirte apartado, nadie se preocupa por ti, no recibes tantas llamadas como antes. Entonces empiezas a decaer, pero no hay un partido mañana que te levante, y sigues hundiéndote, y hundiéndote»

Llegó un día en el que Wallace tomó la decisión de pedir ayuda para salir de aquella situación, y cogió el teléfono. El primer número que marcó fue el de Rick Carlisle.

«Esa fue una llamada muy importante para mí porque es una de esas personas para las que he jugado y me conoce», dijo Wallace. «Cogió el teléfono y sabía exactamente lo que necesitaba en aquel momento. Me dio una lista de personas a las que llamar para que me pusiera en contacto con ellas. Hace dos años también llamé a Mike Woodson, a Doc Rivers, y todos ellos me ayudaron y me señalaron la dirección correcta». 

En la llamada con Rick Carlisle salió como posible solución volver a involucrarse en el mundo del baloncesto desde los despachos. Wallace no tenía ofertas de la NBA, pero Carlisle le pregunto si tendría algún problema con regresar desde el nivel de la G-League, a lo cual el ex jugador contestó que no habría problema alguno. Ahora Ben Wallace es copropietario y presidente de los Grand Rapids Drive de la liga de desarrollo. 

Wallace no tuvo problemas de dinero como otras estrellas de la NBA después de retirarse, pero no encontraba motivación hasta que regresó a la órbita del baloncesto.

«El error que cometí fue pensar que cuando hubiese terminado iba a poder irme tranquilamente y encontrar otra cosa», reconoce Wallace. «Está genial que ahora los chicos estén comenzando a tener negocios fuera del baloncesto mientras están en la liga. Yo esperé hasta haber terminado mi carrera y entonces intenté encontrar algo. Estaba preparado económicamente, pero no tenía la formación previa. Te acostumbras al calendario y luego te retiras y tienes tanto tiempo… pero te levantas y no tienes nada en tu agenda. Ese fue mi mayor ajuste, acostumbrarme a no tener un calendario. Estaba volviendo locos a mi mujer e hijos». 

Ben Wallace asegura haber pasado ya esa parte tan negativa de su vida gracias a la ayuda de Rick Carlisle para regresar al mundo del baloncesto y al apoyo de sus excompañeros de los Pistons, con quienes aún mantiene contacto.

«Acabo de hablar con Sheed, Chauncey, Rip y Tayshaun hace un par de días», dijo Wallace. «Estamos todos en un mismo grupo de chat. Aún somos el ‘B5’, el mejor 5 que hay. Son mis hermanos«.