La MVP Delle Donne pide aros más bajos y Taurasi ironiza: “Que nos manden a cocinar”

La MVP Delle Donne pide aros más bajos y Taurasi ironiza: “Que nos manden a cocinar”

No hace demasiado tiempo que una de las mejores jugadoras del planeta, Delle Donne, salía a la palestra dando una noticia aún más impactante que su impresionante talento para jugar al baloncesto. Tras asegurar que le gustaría saber cuántas veces se le pregunta al jugador de futbol americano, Tom Brady, sobre su belleza en vez de cuestionarle su rendimiento deportivo, la alero de los Chicago Sky vuelve a saltar a la primera plana.

Lo hace con un debate que tiene, cuanto menos, una gran vertiente de opiniones. La norteamericana propone que los aros se coloquen a menos altura: “Se vería de otra manera nuestro juego, habría más acciones espectaculares. Hacemos todo lo que hacen los chicos menos una cosa: machacar”.

Incluso, Delle Donne, de 26 años, compara esta ‘ventaja’ en el deporte femenino a lo que sucede en el golf (tees más cerca para las jugadoras) o en voleibol (redes más bajas).

Estas declaraciones no han tardado en generar reacciones. Y la jugadora que ha alzado la voz no es una cualquiera. La tres veces campeona de la WNBA y MVP de dos finales, entre otras distinciones, Diana Taurasi, replica a Delle Donne de manera contundente: “Perfecto, que nos pongan también falda y nos manden de vuelta a la cocina”. La nacida en Dellaware responde: “Respeto su opinión pero no estoy de acuerdo. Cogiendo el ejemplo de Serena Willliams ¿Sólo porque juegue partidos a menos sets que los chicos también hay que mandarla a cocinar?”.

Esto hace recordar las declaraciones del entrenador de Connecticut, Geno Auriemma, que ya dio su teoría en 2012: “Bastaría con bajar 18,2 centímetros el aro, para adaptarse a la diferencia media de altura entre los dos sexos”. El objetivo, mejorar la visibilidad del deporte femenino.

La periodista de ESPN Kate Fagan declaró que eso no ayudaría a que la gente se interese más por el género femenino: “Saldría mal parado. Se diría que quién va a pagar por ver machacar a chicas en un aro que muchos aficionados podrían hacerlo”. De hecho, se atreve a señalar al jugador del momento, Stephen Curry, como ejemplo para el espectáculo. Las reacciones, desde luego, no dejarán de llegar.