LeBron James, un jugador único en la historia a base de rebotes y asistencias

LeBron James, un jugador único en la historia a base de rebotes y asistencias

LeBron James ha conseguido algo que nunca antes se había logrado en la NBA, siendo el primero en lograr unos números muy concretos y desinteresados

Ningún otro jugador en la historia de la NBA ha logrado algo así. LeBron James se ha convertido en el primero de todos los tiempos en alcanzar la cifra de 9.000 rebotes y 9.000 asistencias. Si bien es cierto que se trata del noveno en conseguir ese número de asistencias, también es el único hasta la fecha en firmar los mismos rebotes.

Los números son todavía más impresionantes si se echa un vistazo al resto de miembros del club de las 9.000 asistencias:

  • John Stockton (15.806)
  • Jason Kidd (12.091)
  • Steve Nash (10.335)
  • Mark Jackson (10.334)
  • Magic Johnson (10.141)
  • Oscar Robertson (9.887)
  • Chris Paul (9.381)
  • Isiah Thomas (9.061)

La generosidad del rey

Siguiendo con esa proyección, LeBron James debería alcanzar las 10.000 asistencias en algún punto de la próxima temporada o, a más tardar, a comienzos de la campaña 2021-22. Algo que tampoco es una obsesión, teniendo en cuenta el estilo de juego de la estrella de los Lakers y su mentalidad para repartir balones a sus compañeros desde muy temprana edad.

«Cuando era un crío, era algo mejor que algunos de mis compañeros. Mi entrenador me dijo que era una recompensa mucho mejor para mí dar la posibilidad de lanzar en una posición abierta a mis compañeros que no podían botar o anotar por sí mismos»

LeBron James, el base

Durante esta temporada, LeBron James está promediando unos números de 25.5 puntos, 7.5 rebotes y 10.8 asistencias por partido. Una estadística que le convierte en uno de los principales candidatos a hacerse con el premio de MVP de la regular season, pero que va un poco más allá si se mira detenidamente.

A lo largo de esta campaña, ‘El Rey’ está oficiando de base oficial del equipo durante muchos minutos. Una situación que le está permitiendo tener más facilidad a la hora de repartir el juego y dar asistencias a sus compañeros, hasta el punto de que ha necesitado menos de la mitad de la temporada para superar los 300 pases de canasta.

A principios de diciembre superó a un base puro de leyenda como Gary Payton en la lista de máximos asistentes de todos los tiempos y ahora tiene en el punto de mira a otro mito como Isiah Thomas, a quien dejará atrás, si no hay ningún sobresalto, antes del all-star. Y aunque John Stockton está en un posición casi imposible de batir (tendría que promediar 800 asistencias por temporada de aquí al curso 2027-28), rebasar a Jason Kidd es una opción viable.

¿El mejor de todos los tiempos?

Los haters de LeBron James no querrán verlo, pero sus lovers tienen ante sí una excusa perfecta para hablar de él como el mejor de todos los tiempos (el ya tan famoso y manido G.O.A.T. -Greatest Of All Time-). ‘El Rey’ está jugando a nivel de MVP en la que es su 17ª temporada en la NBA y tiene la intención de seguir dando guerra hasta que su hijo Bronny llegue a la Liga para poder hacer historia y compartir cancha con él. Por este motivo, pensar en que ‘El Elegido’ terminará su carrera como el máximo anotador y entre los cinco primeros en el apartado de asistencias no es ninguna locura.

La lista de máximos anotadores de todos los tiempos la encabeza Kareem Abdul-Jabbar. La leyenda de los Lakers sumó un total de 38.387 puntos a lo largo de una carrera compuesta por 1.560 partidos. Tras él aparecen Karl Malone (26.928 puntos en 1.476 partidos) y Kobe Bryant (33.643 puntos en 1.346 partidos). Acto seguido, en el cuarto puesto está LeBron James con 33.347 en 1.230 partidos, cuando se escriben estas líneas.

Con las matemáticas en la mano, LeBron se encuentra a 5.040 tantos de alcanzar a Kareem, para lo que necesitaría aproximadamente 186 encuentros más siguiendo con la media de toda su carrera de 27.1 puntos por choque. Evidentemente, el jugador de los Lakers no está ya en esa media anotadora (como podemos ver por sus números de esta temporada), pero la cifra es más que factible. Le pese a quien le pese.