El curioso caso de Shamet: no cree que jugar con USA pueda ayudarle