NBAEstás viendo//Debate Win: ¿Puede LeBron cenar con Jordan y Kobe? La opinión de José Ajero
Debate Win: ¿Puede LeBron cenar con Jordan y Kobe? La opinión de José Ajero

Debate Win: ¿Puede LeBron cenar con Jordan y Kobe? La opinión de José Ajero

¿Hasta que punto se puede comparar LeBron James con Michael Jordan y Kobe Bryant? José Ajero da su opinión en este debate del Siglo XXI

Un tercio de 2020 ha desatado uno de los más brutales y decisivos diálogos en el basket NBA. El confinamiento nos ha ayudado a tener miles de opciones para recrear el pasado. Al no haber presente, nos hemos refugiado en lo que fue y nos debe servir de medida para lo que ‘es’, para lo que vivimos.

Nos pueden gustar más o menos los modos de Michael Jordan en su The Last Dance, pero su determinación y resultados le convierten en el gran dominador del final del Siglo XX. Es más, para muchos se plantea como el mejor de todos los tiempos.

Un poco antes, la muerte de Kobe Bryant el 26 de enero de este 2020 lo subió a los cielos y altares del basket. La Mamba Negra es candidato directo a estar tras Jordan. Con accidente o sin él. No a su altura, desde luego, pero sí detrás de él en un eje de espacio y de tiempo. A ver, si Jordan fue el jugador de los 90, Kobe ha de ser el de los 2000.

Candidato LeBron

Y claro, una vez que hemos colocado a los que han dominado en esas décadas, llega la hora de buscar al siguiente. Pocas dudas hay de que ha de ser LeBron James. Un consenso que le sitúa en la fila, pero creo que nunca por delante de Jordan y con mis dudas sobre Kobe. Eso sí, no esperen que sea yo el que diga quién va delante de quién. Lo único claro es Jordan en lo alto. Después hay maneras diferentes de interpretar el éxito y su alcance en lo deportivo y en lo extradeportivo. El título de 2016 de LeBron James en Cleveland es un elemento único en su logro. Había equipo, pero nunca tan potente como el que tuvieron a su servicio los otros nombres. Aunque bien es cierto que el ‘Chico de Akron’, sólo tiene hasta la fecha tres anillos; dos menos que Bryant y tres menos que Jordan.

Pero por seguir poniendo asteriscos que acortan la distancia entre los tres grandes, LBJ ha construido una fortaleza exterior en las canchas inigualable. Unos muros de principios sólidos que ayudan a realzar su real figura. Un ejemplo para la juventud, dispuesto a mantener sus principios numéricos en cancha y los humanos, fuera de ella. No sólo con dinero, sino con movimiento y reacciones a las necesidades de la comunidad. Mucho más que Jordan y que Kobe.

Aun así, aquí vinimos a jugar al basket y en las trayectorias de unos y de otros hay mil puntos recurrentes: All-Star, primeros equipos de la NBA, líder de tal, líder de pascual, el más joven en esto, el más viejo en aquello… Aunque la gran diferencia venga a la hora de contar campeonatos. Si la vara es la joyería, seguro que LeBron no está a la altura ni del 23 ni del 24. Pero si se trata de una foto panorámica, de la entidad como persona y como jugador, la influencia de LBJ en los tiempos de redes sociales y rápido consumo es superior. Así que no olviden, ahora que miramos al pasado, que en el presente hay respuestas y buenas soluciones para el juego actual. No necesariamente en el mismo volumen, brillo o contraste, pero sí en otros medios.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)