Leyenda y talismán. Los Pistons retiran el número de Ben Wallace y ganan… ¡A Warriors!

Leyenda y talismán. Los Pistons retiran el número de Ben Wallace y ganan… ¡A Warriors!

Pongámonos en contexto. Para comenzar, recordemos quién era él. Uno de los jugadores más duros de las últimas dos décadas en la NBA. El heredero de Dennis Rodman. Así jugaba Ben Wallace, pívot durante más de un lustro de los Detroit Pistons.

Pues bien, la franquicia de Michigan no ha querido dejar pasar la oportunidad de convertir en leyenda a un jugador que no brilló por su faceta ofensiva. Lo hizo en una noche perfecta para los jugadores entrenados por Stan Van Gundy. Los actuales campeones de la NBA, los Golden State Warriors, sufrieron a unos Pistons que fueron más Wallace que nunca que en defensa, (95 puntos encajados), y más Warriors que nunca en ataque, (113 recibidos).

¡Así fue la ceremonia en la que los Pistons retiraron el número a Ben Wallace!

El choque, que finalizó con 113-95, estuvo siempre del lado de los Pistons. Para ello, no hay más que ver el parcial del segundo cuarto, (38-19). Con cada jugador luciendo en lo que mejor sabe hacer, (André Drummond, 14 +21, Reggie Jackson 20 puntos y ocho asistencias, Kentavios Caldwell-Pope misma anotación que el base), los Pistons rentabilizaron su dominio del rebote para romper una racha de dos derrotas consecutivas.

En esa mini crisis entran los Warriors, dos derrotas en los últimos tres partidos. Y es que tan sólo un imperial Stephen Curry, (38 puntos, 7/15 en triples), estuvo a la altura de un choque muy duro. Draymond Green, por citar un ejemplo, sólo anotó cinco tantos. Los de Oakland deberían haber sabido que habría más de ‘15.000 Ben Wallace’ en el Palace de Auburn Hills. Así fue la despedida del que ya es un mito. El ’3’ enseñó el camino para ganar al mejor equipo de la NBA.