NBAEstás viendo//Los Celtics, fulminados con Stevens resignado: "Un mal trabajo"
Los Celtics, fulminados con Stevens resignado: “Un mal trabajo”

Los Celtics, fulminados con Stevens resignado: “Un mal trabajo”

Milwaukee Bucks, a sus primeras Finales de Conferencia desde 2001

La temporada 2018-2019 de los Boston Celtics es historia. Tras comenzar la segunda ronda con una brillante victoria en la cancha del mejor equipo de la Liga, los Milwaukee Bucks han respondido con cuatro triunfos consecutivos y una media de 16,2 tantos de ventaja en ellos. La última, por 25 tantos de distancia en el Fiserv Forum (116-91). Los de Massachusetts se han visto sobrepasados… y ahora tendrán que escuchar muchas críticas en su contra.

El primero en aparece ha sido uno de los grandes culpables de la resurrección verde en los últimos años. Brad Stevens se mostró autocrítico con su labor tras caer eliminado: “En lo que respecta a ser entrenador en jefe, ha sido el año más difícil. Hice un mal trabajo. Por tanto, haré profundas inmersiones para mejorar. No cumplimos las expectativas. Lo dije en el vestuario, cuando están todos juntos, es genial”, declaró, tal y como recoge la ESPN.

El presente pertenece a los Bucks, que llegan a las Finales de Conferencia 18 años después. Para el quinto encuentro que decidió la eliminatoria, no necesitaron contar ni tan siquiera con la mejor versión de su estrella. Giannis Antetokounmpo se quedó en 20 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias y pudo hasta ‘descansar’ (disputó 31 minutos). No es para menos, al descanso, los locales ya mandaban por 13 (52-39) y la distancia no dejó de subir (18 tras tres cuartos, 25 al final).

Las buenas noticias para la franquicia de Mike Budenholzer no acaban ahí a la espera de jugar ante Toronto o Philadelphia (3-2 de momento para los primeros). Tras casi dos meses lesionados, Malcolm Brogdon debutó en los playoffs 2019. Lo hizo con 17 minutos disputados, en los que consiguió 10 puntos. Niko Mirotic volvió a la decena de tantos anotados saliendo como titular (10) para unos Bucks que sonríen. Sus últimas finales de conferencia, en 2001, se jugaron con este quinteto titular: Sam Cassell, Ray Allen, Glenn Robinson, Scott Williams y Ervin Johnson. ¿Les trae recuerdos?

Todo lo contrario que Boston, que personifica su decepción en Kyrie Irving. El base, que será agente libre en julio, acabó con 15 puntos y con un sonrojante 18,5% en triples (5/27) en los últimos cuatro duelos. Al final del choque, el ex de Cleveland dio la cara:  “Hay muchas lecciones que aprender de esta temporada, desde el primer día. Milwaukee lo hizo muy bien, siempre puso a alguien sobre mí. Para ser honesto, este no es momento de decepcionarse. Fueron un gran rival y el resto de mi carrera no olvidaré algo así”, sentenció.

Y más leña al fuego con Jalen Rose. El ex jugador habló de una guerra entre Irving y la plantilla: “Los Celtics solían ser un equipo con ritmo en el que el movimiento de balón dictaba quién tiraba con un pivote como Al Horford liderando en asistencias. Eso cambió el día que firmaron a Kyrie (Irving), un jugador que acapara el balón y anota con acciones individuales. Eligieron darle el balón a Kyrie para que los liderara, pero ha demostrado que no puede ser el mejor jugador de un equipo aspirante al campeonato. Su etapa en Boston ha terminado y sus compañeros están esperando que se vaya”. 

Un comentario

  1. Con la actitud y declaraciones de Irving demuestra que no es un líder y ganador… es solamente un chupon con excelente manejo de balón.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)