NBAEstás viendo//Los Warriors sobreviven al primer mach ball de los Raptors
Los Warriors sobreviven al primer mach ball de los Raptors

Los Warriors sobreviven al primer mach ball de los Raptors

Los Toronto Raptors desaprovechar su primera oportunidad para hacer historia y las Finales de la NBA se ponen 3-2.

Golden State Warriors derrotó a Toronto Raptors (106-105) en un encuentro muy marcado por la recaída de la lesión que Kevin Durant sufrió en el segundo cuarto. Los de Oakland fueron capaces de sobreponerse al golpe moral que ello supuso y le brindaron una victoria que mantiene vivas sus aspiraciones de repetir título. Los canadienses desaprovecharon una oportunidad histórica de hacerse con el anillo de campeón y tendrán que viajar a California para volver a intentarlo. El partido tuvo de todo: emoción, nervios, fallos y una constante, los splash-brothers. Steph Curry y Klay Thompson aportaron la artillería necesaria para garantizar el éxito de su equipo.

A escasas horas del partido Adrian Wojnarowski (ESPN) confirmó el rumor: Kevin Durant se vestiría de corto ante Toronto. El alero había causado baja durante toda la serie pero tenía el visto bueno del staff médico para jugar anoche. La tensión era bestial en toda la ciudad. Canadá aspiraba a ganar, por primera vez, el anillo de campeón de la NBA. Tras las dos victorias conseguidas en Oakland, los Raptors llegaban cargados de energía positiva y hambre por el título. Con Toronto volcado con sus dinosaurios, la franquicia decidió incluso prescindir de contratar a un artista para interpretar el himno, con los aficionados bastaba para cantarlo a pleno pulmón tras el empujón inicial del tenor local, Doug Tranquatta.

Marc Gasol fue el protagonista inicial para los Raptors, anotando los primeros 6 puntos de su equipo, que a su vez fueron respondidos por KD con dos triples. Los Warriors mostraron de inicio su versión más arrolladora y, a los dos tiros de tres de Durant, sumaban dos más de Klay Thompson y otro de Steph Curry. Toronto volvió a sus raíces, a esa defensa tan agobiante que les había llevado a las Finales. Cerró filas atrás y corrió en transición para firmar un parcial que les permitió ponerse por delante tras 8 minutos de juego. Con la entrada de los suplentes ambos equipos bajó el ritmo de partido, que se convirtió en un intercambio de secuencias espesas. El primer cuarto terminó con ventaja de seis puntos (34-28) para Golden State Warriors.

Kevin Durant no aguanta y dice adiós

Steve Kerr puso en cancha a Andrew Bogut, buscando el emparejamiento con un Serge Ibaka al que le costaba horrores postear y cuya intimidación permitió a Toronto recuperar terreno y sentirse más cómodo. Todo cambió tras el tercer minuto del segundo periodo. En una acción con Ibaka, Kevin Durant se tiraba al suelo y se echaba las manos al Aquiles. El alero tuvo que abandonar la cancha. El entrenador de los Warriors cambió entonces su plan de partido, poniendo en pista a DeMarcus Cousins y Alfonzo Mckinney, dos hombres que no habían pisado la cancha hasta entonces. Precisamente siete puntos seguidos de ‘Boogie’ sirvieron para que Golden State consiguiera su máxima renta del choque, obligando a Nick Nurse a parar el encuentro con 7 minutos por jugar antes del descanso. Sólo la vuelta de los titulares permitieron al conjunto local recuperar sensaciones y acercarse en el marcador. Una falta técnica a Draymond Green y cinco puntos de Kawhi Leonard devolvieron la ilusión a las gradas del pabellón. Ambos equipos se fueron al descanso aún pensando en la lesión de Durant y con muchas cosas en las que reflexionar.

Toronto salió del vestuario como una bala. Tan solo Steph Curry fue capaz de interrumpir el vendaval anotador de los locales y mantener viva la renta de su equipo que, cada vez más, se encomendaba al base para sobrevivir. Viendo como la diferencia en el marcador volvía a incrementarse, Nurse se vio obligado a pedir un tiempo muerto y replantear la estrategia de los Raptors. Tras reducir su desventaja hasta los 9 puntos, Toronto parecía un equipo distinto. Fred VanVleet se erigió nuevamente protagonista con dos triples consecutivos que despertaban a los aficionados y al banquillo local. Pero lo siguiente para los Raptors fueron los problemas de faltas. Kyle Lowry tenía que sentarse tras cobrar su cuarta, al tiempo que Marc, como Danny Green y VanVleet ya tenían tres. Un gran último tramo de Golden State les permitió cerrar el tercer cuarto aún por delante (84-78) antes de afrontar el último asalto.

Un último cuarto de toma y daca

Toronto recurrió a Serge Ibaka. El internacional español resultó ser el revulsivo que los Raptors necesitaban y sus compañeros le buscaban continuamente en la pintura. Los Warriors no cedieron y de la mano de Quinn Cook y Jordan Bell mantuvieron la diferencia a salvo. La energía de Kawhi Leonard y Kyle Lowry se convirtió entonces en el arma perfecta para que los locales se pusieran a sólo un punto de su rival. Con menos de seis minutos por delante y una grada en pie y enloquecida, Canadá se vino arriba. Diez puntos consecutivos de Kawhi valieron entonces para poner el +6 y desatar la locura. Un triple de Klay devolvió cierta esperanza a los Warriors y, con el reloj parado en 1:59, los jugadores se tomaron un último descanso mientras los árbitros revisaban una jugada. Los nervios se apoderaron de Kyle Lowry, que echó a perder un balón tras una posesión sin sentido alguno, y entonces Curry no perdonó: triple desde la estratosfera. Inmediatamente después llegó otro de Klay, tras una bellísima posesión relámpago de sus compañeros. Los Warriors ganaban de 3 con 1 minuto por jugarse.

Klye Lowry devolvió el aliento al Scotiabank Arena con una bandeja ante Cousins que acercó a los Raptors a un punto con dos secuencias restantes. Entonces, una falta en ataque del propio DeMarcus otorgó a Toronto un regalo envenenado: un último ataque de 15 segundos y la obligación de anotar. Nick Nurse decidió no pedir tiempo muerto y tras una posesión caótica, Lowry tiró un triple desde la esquina que ni siquiera tocó aro. La serie volvía a viajar a la costa oeste. Los Warriors supieron rehacerse tras la lesión de Durant en el segundo cuarto. La franquicia canadiense fue a remolque durante gran parte del encuentro hasta que la enésima actuación mágica de Kawhi Leonard les metió en el partido, aunque no fue suficiente esta vez. Tendremos sexto partido.

Lo mejor del Game 5, a cámara lenta

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)