NBAEstás viendo//Análisis NBA: Luka Doncic y el reto de madurar en la liga
Análisis NBA: Luka Doncic y el reto de madurar en la liga

Análisis NBA: Luka Doncic y el reto de madurar en la liga

Luka Doncic cumplió 25 años esta semana en mitad de la lucha por el MVP, batiendo récords y haciendo historia. En su proceso de maduración.

Que Luka Doncic consiga un triple-doble ya no es ni noticia. El esloveno, en su sexta temporada en la mejor liga del mundo consiguió otro anoche, en el TD Garden. Fue el duodécimo de la temporada, 68 en su corta carrera donde ya está noveno. Cada noche con partido de los Mavericks, Doncic escribe una página nueva en los libros de historia de la NBA, sea anotando 73 puntos, precocidad a la hora batir marcas o promediando más puntos por partido en playoffs que todos los jugadores en la historia de la NBA salvo Michael Jordan. Cada noche es una aventura con Luka Doncic.

Luka, que cumplía 25 años el pasado miércoles, lo celebraba con un triple-doble en Toronto. “Supongo que con 25 todavía será bueno” bromeaba Jason Kidd tras el partido. Dejaba los 24 siendo el tercer máximo anotador de la historia antes de cumplir los 25, solo por detrás de LeBron James y Kevin Durant pese a tener 125 y 79 partidos menos respectivamente. Pero para la NBA todavía está en su temporada de los 24. La liga utiliza la edad que se tiene el 1 de febrero para estipular la edad de un jugador, por lo que en su sexta campaña en los Mavs, se considera a Luka aun de 24. Joven, pese a sumar 382 partidos. Inexperto y aprendiendo pese a todos los premios. Verde, pese a ser uno de los favoritos al MVP. El más joven de la lista.

Y pese a ello, Luka ha salido entre los favoritos a llevarse el galardón los últimos tres veranos, antes de empezar la temporada. Por muy complicado que sea. Su precocidad la ha jugado una mala pasada: ¿Cuántos jugadores de la NBA en los últimos 30 años han ganado el MVP con esa edad o más jóvenes? Tres, Derrick Rose en 2011 (22 años) y tanto LeBron en 2009 como Giannis en 2019, ambos en su primer premio, con 24 años. Algo a lo que aspira Luka Doncic este año, si la franquicia le acompaña. Será imposible competir con Jokic desde la octava posición que ocupan los Mavericks esta madrugada. Porque ante Boston ha hecho de MVP, pero Dallas no ha podido competir en el TD Garden, la realidad actual del equipo a día de hoy.

O por llevarlo al siguiente nivel. ¿Cuántos MVP de las finales de la NBA eran más jóvenes que Doncic en los últimos 40 años? Dos: Kawhi Leonard (2014) y Tim Duncan (1999). Tony Parker en 2007 y Dwayne Wade en 2006 estaban en su temporada de los 24 también, por lo que el secreto del éxito prematuro es sencillo: ser compañero de uno de los 10 mejores jugadores de la historia o, en el caso de Duncan, ser ese jugador. Y queda la duda eterna de si Kawhi fue el verdadero MVP o se llevó el premio por defender a LeBron James. Es complicado, por no decir inviable, que un jugador tan joven lidere a una franquicia a un anillo como se le ha exigido a Luka Doncic. En los últimos tres años fracasaron Devin Booker y Jayson Tatum, por poner dos ejemplos más.

¿Qué edad tenían las grandes estrellas al ganar su primera NBA? Steph Curry 27 años y tres meses, LeBron también tenía 27 años y medio, Michael Jordan había superado los 28 y tres meses y Kevin Durant rozaba los 29 cuando ganaron su primer anillo y MVP de las finales. Y podemos ir más atrás. Shaq, como Jordan, 28 y pocos meses y en los casos de Wilt Chamberlain y Hakeem Olajuwon, superados los 30, como Dirk Nowitzki. Porque los primeros años son de maduración, de crecimiento, desarrollo y exposición. Generalmente, a la derrota, al fracaso y a tener que levantarse, especialmente en una liga donde gana uno y pierden los otros 29. Aunque en Dallas quieran vender otra cosa, los playoffs de 2022 fueron una anomalía en el proceso de estos Mavericks.

La llegada de Kyrie Irving el año pasado parecía agilizar un proceso que sufrió un pequeño bache con el tanking exprés a final de temporada. Dereck Lively II y las llegadas en febrero de PJ Washington y Daniel Gafford invitan al optimismo. Tienen la pieza central a la hora de construir un equipo para ganar el anillo, la más difícil de conseguir: un talento generacional considerado top-5 de la NBA de manera unánime. El reto ahora es madurar juntos. Luka y los Mavericks, el proyecto y las ambiciones del esloveno, que llegó a la NBA habiéndolo ganado casi todo con el Madrid y la selección nacional. Porque todavía tiene 25 años, recién cumplidos, aunque acumule un palmarés mayor que el 97% de los jugadores que han pasado por la NBA en toda su historia.

El reto es aceptar el proceso de maduración. Entender la derrota como parte del crecimiento y no buscar la salida de emergencia fácil. Porque Dallas ha crecido de la mano de Luka, lo ha convertido en un equipo atractivo para agentes libres, ha incrementado su valor de mercado y se ha convertido en uno de los equipos con mayor impacto en el calendario nacional. Luka es una estrella de la NBA, una de las más grandes. Y llegará su momento de competir por el anillo, si hacen las cosas mínimamente bien en Dallas. Hasta entonces, puede seguir batiendo récords mientras mejora su juego y reduce sus carencias (y protestas arbitrales). Al final, Luka Doncic siempre ha sido precoz y quizás el proceso de maduración es más rápido de lo que pensamos.

 

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Desliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos
Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)