Maldito en la Euroliga y triunfador en su único año NBA: la llamativa carrera de Sasha Kaun

Maldito en la Euroliga y triunfador en su único año NBA: la llamativa carrera de Sasha Kaun

Siempre cuentan que el éxito está donde menos te lo esperas. Y si no que se lo digan a Sasha Kaun. El pívot ruso (2,11 metros de altura y ahora con 35 años), tiene una historia muy peculiar: intentar sin éxito ganar una Euroliga y conquistar el anillo de la NBA en su única temporada en Estados Unidos.

Sasha Kaun, una historia para conocer

Nacido en la localidad siberiana de Tomsk, el center dio el salto al profesionalismo tras jugar de 2004 a 2008 en la Universidad de Kansas. Allí ya tocó la gloria ganando la NCAA en su último año universitario en la Final Four de San Antonio.

Una conquista que no levantó expectación entre los scouts NBA, ya que fue elegido en la posición número 56 del Draft de ese año por los Seattle Supersonics. Para la historia queda que Kaun fue la última elección de dicha franquicia antes de mudarse y reconvertirse en los actuales Oklahoma City Thunder.

Ser elegido en una posición tan baja en la ceremonia de novatos no contentó a Kaun, que decidió volver a Europa para iniciar su carrera en el CSKA de Moscú. Hasta 2015, pasaría siete temporadas en el conjunto moscovita, con los que conquistaría todos los títulos posibles… menos la Euroliga.

De hecho, Sasha Kaun disputó la friolera de seis Final Four con el club presidido por Andrey Vatutin, pero nunca saboreó las mieles del éxito continental. Ni ser nombrado MVP de la jornada 16 en la temporada 2012-2013, ni tener el mejor porcentaje de tiros de dos de ese curso (71,6%), parecen ser buenos baremos para endulzar  la carrera en el viejo continente de un center que, harto de intentarlo, decidió poner fin a su carrera con sólo 30 años en junio de 2015.

De la retirada… a ganar un anillo de la NBA

Los motivos que alegaba, el haber perdido la ilusión por jugar, cambiaron apenas dos meses después, cuando se anunció su incorporación a los Cleveland Cavaliers, la franquicia que adquirió sus derechos desde OKC. Y curiosamente, en los Cavs encontró la fortuna que tan esquiva le había sido con el CSKA.

Sasha Kaun disputó únicamente 25 partidos en la NBA y sus medias fueron residuales (0,9 puntos y 1 rebote en 3,8 minutos por encuentro), pero formó parte del roster de un equipo que, liderado por LeBron James, fue capaz de cuestionar la dinastía de los Warriors con aquel anillo conquistado en el séptimo partido de 2016, con el mítico tapón del de Akron a Iguodala y el posterior triple decisivo de Kyrie Irving.

Y Kaun, que ya había anunciado su retirada un año antes, se vio ante la oportunidad perfecta de echar el cierre. Tras ganar el anillo, anunció su adiós definitivo un jugador que ahora tiene 35 años en los que le ha dado tiempo a hacer muchas cosas. Una de ellas (la Euroliga) siempre se le quedará en el debe, aunque posiblemente el título de la NBA lo compense todo.

Foto: Getty Images