NBAEstás viendo//La curiosa anécdota de Kobe Bryant con Manu Ginóbili... y Gabriel Deck
La curiosa anécdota de Kobe Bryant con Manu Ginóbili… y Gabriel Deck

La curiosa anécdota de Kobe Bryant con Manu Ginóbili… y Gabriel Deck

Manu Ginóbili confiesa que Kobe Bryant alucinó con Gabriel Deck cuando ambos asistieron juntos a la Copa del Mundo de China 2019

El podcast de Nico Laprovittola Germán BederHola qué tal ¿cómo estás?, contó en su cuarto episodio con la presencia de toda una leyenda del baloncesto argentino como Manu Ginóbili. El ex jugador contó varias historias vividas por él mismo a lo largo de su carrera en el mundo de la canasta, tanto dentro como fuera de la cancha. Una de ellas fue la vivida junto a Kobe Bryant en la Copa del Mundo de China en 2019.

Manu Ginóbili y Kobe Bryant fueron espectadores de lujo en el enfrentamiento de semifinales entre Argentina y Francia en la cita mundialista. Ambos estuvieron sentados juntos e interactuaron durante el encuentro mediante una animada charla, que incluso quedó documentada para la posteridad. Una charla, eso sí, que se convirtió en secundaria para el ‘Manudona’ cuando el partido se puso tenso.

«[Bryant] No conocía los nombres [de los jugadores] pero preguntaba todo. Era un enfermito del básquet, un apasionado total, un estudiante del juego. Quedó enamorado de Tortuga [Gabriel Deck]. Se lo conté después, que Kobe se había vuelto fan y se lo quería llevar a Lakers«, explica Ginóbili sobre su conversación con ‘La Mamba’.

Sin embargo, Manu Ginóbili fue perdiendo interés por la charla y quiso centrarse en el encuentro, pues veía posibilidades a un equipo por el que en un inicio no habría dado nada. «Yo fui de los muchos que no les daban un chance«, confesaba segundos antes el ex de los San Antonio Spurs. «Pero verlos contra Francia fue increíble. Me encantó ver como apabullaron a un rival con mucho nivel. Estaba exultante».

Cuando llegaron los momentos decisivos del partido, Manu necesitaba si espacio. «Llegó un momento en el que yo estaba muy exultante y no podía hablar más, estaba nervioso. En el primer tiempo le podía hablar, pero después me empecé a excitar mal. Me miró raro un par de veces, como diciendo ‘¿qué está haciendo?’. Pero estuvo bien. Era un fanático del deporte», relata Ginóbili.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)