NBAEstás viendo//"Mi juego es una bendición y una maldición". Explicaciones a estas palabras de Marc Gasol...
«Mi juego es una bendición y una maldición». Explicaciones a estas palabras de Marc Gasol…

«Mi juego es una bendición y una maldición». Explicaciones a estas palabras de Marc Gasol…

Marc Gasol regresó a la competición y lo ha hecho en la victoria de Toronto en Oklahoma City (121-130). El pívot español no jugaba desde el 12 de diciembre tras arrastrar unos problemas en los isquiotibiales. 12 son los partidos que se había perdido hasta esta noche que ha vuelto y lo ha hecho con 15 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias en 32 minutos.

Junto a él estuvo presente Lowry, autor de 17 puntos y 8 asistencias, Siakam y Anunoby, con 21 puntos cada uno, Powell, con 23, y Serge Ibaka, con 15 puntos y 6 rebotes.

Su partido:

Es una temporada atípica para Marc Gasol. Actualmente está lanzando solo 6 tiros por partido con 6,6 puntos y 6,6 rebotes de media. Todos estos números son sus mínimos personales. Ese rol que asume es algo que tiene claro el español:  «alguien tiene que renunciar a la pelota».

Empieza explicando el pívot internacional en unas declaraciones recogidas por el medio canadiense The Star:

«Es mi naturaleza. Es como me han enseñado toda la vida. Al igual que cuando tienes un esguince de tobillo, o lo que sea que tengas. Buscas el camino para solucionarlo. Tienes que dar tu máximo posible para lo mejor del equipo. Así es como siempre me criaron en lo que respecta al baloncesto. Y a todo en la vida. Alguien tiene que dejar que la pelota pase por sus manos para finalizar una acción. Ese es mi proceso de pensamiento. Ahora, mirando para atrás, también creo que tengo que conseguir tantos tiros como pueda. Creo que eso también ayuda al equipo».

Y por ello, Marc Gasol ha definido su forma de jugar «una maldición y una bendición». Para lo bueno y para lo malo, para dejar a Embiid u otros jugadores en cero puntos o para, en ocasiones, no aprovechar ese lanzamiento que si tiene pero que no lo hace para pasar a un compañero. Porque conoce el boom de Siakam, el nuevo compromiso ofensivo de Kyle Lowry, el crecimiento de Fred VanVleet. A veces tenías la sensación como si Gasol olvidara que había una canasta. Y no, pensaba en lo mejor para el equipo y en el talento que le rodea.

Y ahí está la explicación a la frase que ha dicho. Pero la noticia es otra: Marc ha vuelto y su bendito y maldito juego también.

QUIZÁS TE INTERESE… | ‘Los números hablan: el juego al poste está muerto en la NBA’

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)