NBAEstás viendo//Miami Heat: las cinco claves que justifican su éxito esta temporada
Miami Heat: las cinco claves que justifican su éxito esta temporada

Miami Heat: las cinco claves que justifican su éxito esta temporada

Los Miami Heat son una de las revelaciones de la temporada en la NBA y todo gracias a una perfecta combinación de factores que justifican su marcha

Los Miami Heat son la gran sorpresa de la temporada en la NBA. Cuando escribimos este texto, los de South Florida atesoran un balance de victorias y derrotas de 29-12, sólo por detrás de los Milwaukee Bucks en la franja este de los Estados Unidos. No los esperaba nadie, y quien diga lo contrario miente. Pero, ¿dónde está el secreto del éxito del equipo esta temporada? A continuación te ofrecemos cinco claves para entender su marcha.

Los arquitectos: Riley y Spoelstra

Los Miami Heat tienen una proyección de 60 victorias esta temporada. Algo que no sucede desde la época de aquel big-three formado por LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Sí, aquel que logró dos anillos consecutivos. Y una de las claves para que esto sea así está en los cimientos del equipo. Pat Riley y Erik Spoelstra son los arquitectos de un proyecto en el que no creían muchos y que hoy marcha en segundo lugar en la Conferencia Este.

Uno en los despachos y otro en el banquillo y, sobre todo, en el vestuario han dado forma a un bloque que se ha convertido en una de las revelaciones de la NBA. “He ido al lado oscuro. Hemos tenido que recalibrar muchas cosas durante una postemporada muy larga. En lo personal he cambiado muchas cosas”, confesaba Spo en una entrevista con el Miami Herald en el mes de diciembre. “He tenido que marcarme como objetivo ser el tipo de entrenador que quería ser y conseguir esa identidad. Tuve que convertirme en el entrenador que el equipo necesitaba que fuese”. Y así ha sido. El técnico ha hecho funcionar a la plantilla que Pat Riley confeccionó haciendo juegos malabares durante el verano. Los resultados hablan por sí solos. Tanto que toda la polémica del caso Dion Waiters ha quedado prácticamente en anécdota.

Los galones de Jimmy Butler

Miami Heat tiene un líder como dios manda. Jimmy Butler llegó a South Florida como una estrella de la NBA y a mitad de temporada está a las puertas de la titularidad en el All-Star Game (cuarto entre los interiores de la Conferencia Este en el tercer recuento de votos). Es la primera vez que ‘Jimmy Buckets’ manda en solitario en un equipo. La primera vez que es la antorcha a seguir y sus números han mejorado con creces los que firmó durante la temporada anterior a su paso por los Minnesota Timberwolves y los Philadelphia 76ers.

Butler es el mejor anotador de Miami con 20.3 puntos por partido, así como en máximo asistente (6.4), el líder en robos (1.9) y el segundo mejor reboteador (7). Los veteranos le respetan y los jóvenes le miran como un ejemplo. No es Dwyane Wadeni tiene su aura, pero es un buen espejo del buen momento de los Heat. Ya no se escuchan críticas hacia él como en Minnesota, donde le tachaban de egoísta y mal compañero.

Kendrick Nunn: ‘Mr. Undrafted’

De no ser elegido en el draft y tener que ganarse las habichuelas en la G-League a causar un impacto impresionante en su primer año en la Liga. Kendrick Nunn firmó el mejor arranque de temporada en la historia de los Miami Heat. Sus al menos 20 puntos en tres de los cinco primeros encuentros de la temporada fueron toda una declaración de intenciones. Sus primeros pasos fueron una forma de asegurarse la titularidad en un equipo que tenía un base muy afianzado como Goran Dragic, quien por cierto está firmando mejores números desde el banco que el año pasado como starter.

Cuando se escriben estas líneas, Nunn ha sido titular en los 41 partidos que ha disputado este año, promediando 16 puntos, 2.7 rebotes y 3.5 asistencias en 30.2 minutos por encuentro. Pero además es su dirección de juego está haciendo funcionar a la perfección a una ofensiva que promedia 111.6 puntos por choque, siendo el 13er mejor equipo de la competición.

Los jóvenes de Miami Heat al poder

La plantilla de los Miami Heat tiene sólo a cuatro jugadores que han conocido la década de los 80. Además del ya citado Kendrick Nunn, un nutrido grupo de jóvenes está tirando del carro en South Florida. Tyler Herro, Bam Adebayo, Meyers Leonard, Duncan Robinson, Derrick Jones Jr., Justice Wislow… El topicazo de ‘The future is now’ es toda una realidad para este conjunto, con mención especial para Adebayo y Herro.

Bam Adebayo ha dado un salto de calidad bestial en su tercera temporada en la NBA. Su productividad le colocan en la carrera por el premio de Jugador de Mayor Progresión y hasta le han metido en las quinielas por la suplencia en el All-Star Game. Hablamos de un pívot de doble-doble con unas medias 15.9 puntos y 10.4 rebotes por partido. Juego interior de calidad y solidez en la pintura. Justo lo que necesita un equipo en la Liga.

Por su parte, Herro es una de las sensaciones de la temporada, no sólo en Miami, sino en toda la NBA. Descarado, resolutivo, con carisma. Su elección en el puesto #13 del Draft de 2019 fue tomada con pinzas por muchos, pero el escolta formado en la Universidad de Kentucky ha cerrado bocas. Sus 13.4 puntos, 44 rebotes y 2.2 asistencias en 28.4 minutos le convierten en uno de los mejores rookies de la competición.

De-fen-sa

Dicen que la defensa gana campeonatos, y la de Miami Heat le ha colocado en los primeros puestos de la NBA. Bajo el liderazgo de un Jimmy Butler que puede ser todo un perro de presa y la intimidación cerca de los aro de Bam Adebayo (1.2 tapones), el resto de la plantilla rema en una misma dirección atrás. Son la 11ª mejor defensa de la Liga gracias al esfuerzo colectivo y predisposición de todos y cada uno de los jugadores. Sólo encajan 107.8 puntos por encuentro, siendo el mejor conjuntos defendiendo el perímetro, dejando a sus rivales en un 49.9% en tiros de dos y 32.8% en triples. Desde luego que son unos buenos cimientos.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)