GIGANTES VINTAGEEstás viendo//Un puñetazo de Michael Jordan, la mejor "lección" recibida por Steve Kerr
Un puñetazo de Michael Jordan, la mejor «lección» recibida por Steve Kerr

Un puñetazo de Michael Jordan, la mejor «lección» recibida por Steve Kerr

Michael Jordan dio un puñetazo en el ojo a Steve Kerr durante un entrenamiento de los Bulls y, a día de hoy, el base lo ve como algo positivo en su carrera

El enfrentamiento entre Michael Jordan y Steve Kerr durante un entrenamiento de los Chicago Bulls en la preparación de la temporada 1995-96 sería un punto de inflexión aquel año, que fue el del retorno de MJ y el primero campeonato de los tres del segundo three-peat. El objetivo de los chicos entrenados por Phil Jackson era ganar el anillo y recuperar el trono de la NBA, por lo que había cierta tensión desde que comenzó el training camp. Las sesiones prácticas organizadas por el técnico eran intensidad pura, con la intención de mantener a todos los miembros de la plantilla centrados desde el primer día. El ‘Maestro Zen’ lo tenía todo controlado hasta el más mínimo detalle, excepto que su mejor jugador y uno de sus gregarios llegarían a las manos mientras él atendía una llamada telefónica.

Phil Jackson dejó al equipo haciendo unos ejercicios y se ausentó unos minutos para atender una llamada en su despacho. A los pocos minutos fue interrumpido por el utillero del equipo, que le interrumpía para informarle de que algo no iba bien en la cancha y que debería poner orden. Al poner rumbo a la pista de entrenamiento, el técnico se enteraría de que Michael Jordan había dado un puñetazo a Steve Kerr y se había marchado al vestuario.

Cuando las aguas volvieron a su cauce, MJ explicó que el partido de entrenamiento que estaban jugando se fue calentando por momentos y el contacto físico creció progresivamente hasta que se escapó de las manos. «Antes de darme cuenta, no pude resistirme y le golpeé en el ojo», explicó Jordan, tal y como aparece relatado en el libro de Phil Jackson Once Anillos. ¿Cómo se lo tomó Steve Kerr? Pues como una enseñanza. «Fue una lección con la que Michael me enseñó a dar lo mejor de mí mismo y a jugar mejor en los partidos claves».

Con lo años, Steve Kerr confiesa que también entendió aquello como una prueba que le puso el propio Michael Jordan y que considera que la pasó por el hecho de no amedrentarse ante su actitud y agresividad. «Creo que pasé la prueba y que desde entonces confió más en mí», admite Kerr en una entrevista con Ernie Johnson en NBA on TNT. Algo que puede ser cierto cuando recordamos que fue el base quien se jugó el último lanzamiento de las Finales de 1997, a pase de MJ.

Además, el actual técnico de los Golden State Warriors quiso quitar algo de hierro a un asunto que se produjo hace 25 años, aclarando que realmente no fue tan serio como puede sonar cuando se cuenta la historia. «Hay que entender lo que pasó en el contexto de la intensidad de la competición. Algo que era más común en el pasado que ahora era la intensidad de los entrenamientos. Creo que en la actualidad somos más listos a la hora de cuidar a nuestros jugadores. No tenemos tantos entrenamientos. Se trata más de descansar y recuperarse», comenta Steve Kerr. «[Los entrenamientos] fueron una parte muy importante de los Bulls y Michael Jordan marcó las pautas. Había peleas en los entrenamientos de todos los equipos de la NBA en los que jugué. No era algo tan serio en el sentido amplio de las cosas«.

Cargando el siguiente contenidoEspera un momento por favor :)