Entrenamientos NBA: no antes del 8 de mayo y con normas específicas. Explicamos cuáles son

Entrenamientos NBA: no antes del 8 de mayo y con normas específicas. Explicamos cuáles son

La NBA no permitirá a las franquicias reabrir sus instalaciones de entrenamiento hasta al menos el viernes 8 de mayo, siempre que las restricciones de confinamiento en sus respectivos estados, en lo referente al estado del covid-19, así lo avalen. Se trata de un primer paso para volver a la normalidad aunque este se desarrollará de forma diferente según la situación de salud imperante en cada estado. De hecho, la propia Liga ha comunicado que los plazos podrían modificarse de acuerdo a la situación de salud pública que viva el país llegado ese punto.

De ese modo, en el mejor de los escenarios, los jugadores podrán comenzar a acceder a las instalaciones de sus equipos, de modo voluntario e individual, lo que permitirá que puedan ejercitarse de un modo más apropiado para su actividad y siempre dentro de un entorno saludable. La NBA ha informado este lunes sobre las restricciones planteadas de cara a la vuelta a las instalaciones:

  • No se permitirá el acceso a más de cuatro jugadores al mismo tiempo en las instalaciones.
  • Ni el entrenador ni miembros de su cuerpo técnico como asistentes podrán participar.
  • Las actividades grupales permanecen prohibidas.
  • Los jugadores no podrán acceder a instalaciones deportivas que no pertenezcan a los equipos

A esas medidas, Shams Charania añadía algunos detalles interesantes: los jugadores deberán llevar mascarilla en todo momento salvo cuando se encuentren realizando actividad física y el trabajador del staff técnico que esté con ellos (solo se permitirá uno) deberá llevar guantes y mantenerse al menos a una distancia de cuatro metros.

Además, la Liga ha asegurado a los equipos que tratará de encontrar soluciones alternativas para los casos de mayor restricción, en estados que estén sufriendo más por la pandemia del covid-19.

Dentro del proceso progresivo de apertura, cabe destacar que un buen número de recibieron permiso, en su momento, para abandonar las ciudades donde competía su equipo y pasar el confinamiento en otros sitios del país. En esos casos, las instalaciones de los equipos de la zona (Los Angeles y Miami son dos sedes con gran tráfico de jugadores en ese caso) serían las que permitirían entrenar a jugadores que pertenecen a otras franquicias.

Pese a lo que puede suponer el avance, en época de suspensión temporal de la campaña, este no significa que vaya a reanudarse a corto plazo la campaña. Una de las opciones  que ha ido cobrado peso es seguir un plan de 25 días de preparación, a seguir por los jugadores antes de comenzar a competir. Este plan incluye 11 días de entrenamiento individual, manteniendo la distancia social, para ir cogiendo forma y aumentando la actividad de las sesiones. Y ya después, siempre que las autoridades lo permitan, abrir paso a una etapa de training camp con entrenamientos grupales, que sirviesen como pretemporada para retomar los partidos.